Gente que Cuenta

Los bastidores: tan atractivos como el cine – Luli Delgado

Captura de Tela 2022 02 18 às 17.43.25
Sofía Loren en el aeropuerto de Ciampino al regresar de los Estados Unidos. Noviembre de 1951

La locura por conocer hasta el último detalle de cada película, de cada actor, de cada set, no nació junto con el cine, fue más bien algo así como la segunda hija de la familia.

¿Alguien se acuerda del Ciudadano Kane? Bueno, en realidad la película se inspiró en la vida del magnate de periódicos William  Randolph Hearst, dueño de una poderosísima cadena de periódicos en los Estados Unidos, quien allá por el año 18 descubrió a Louella Parsons, y su atractiva capacidad de contar hasta el último detalle imaginable sobre Hollywood y sus celebridades.

Captura de Tela 2022 02 18 às 17.25.30
Louella Parsons

Las columnas de la Parson se regaron como la pólvora, y en poco tiempo terminó llegando a los ojos y atención de más de veinte millones de lectores en unos cuatrocientos periódicos del mundo entero.

En cada una de sus columnas Louella cautivaba a las audiencias con chismes que hubieran pasado desapercibidos de tratarse de cualquier mortal, pero nunca si eran de Rodolfo Valentino, Greta Garbo o el mismísimo Chaplin. Los famosos, ricos y rodeados de un glamour misterioso, vivían a la merced de los “descrubrimientos” de la señora, por ejemplo el sonado divorcio  de Mary Pickford y Douglas Fairbanks, una de las parejas hasta entonces consideradas modelo en las esferas de Hollywood.

Captura de Tela 2022 02 18 às 17.50.11 e1645206662879
Hedda Hopper with Marilyn Monroe. Fotografiarse junto a ellas era el precio a pagar por mantenerse en la cresta de la fama en el años cincuenta.

Otra famosa columnista fue Hedda Hopper, acérrima competidora de Louella Parsons  y básicamente dedicada a lo mismo.

Cabe destacar que era una época en que las mujeres a lo más que aspiraban era a ser maestras de escuela o como mucho buenas secretarias, y este dúo se convirtió, según el caso, en trampolines o sepultureras del tan competido mundo del celuloide.

Sus columnas eran como el pulgar de un emperador romano. Quienes querían darse a conocer, hacían lo imposible por llamar su atención. Los famosos lo imposible por quitárselas de encima, o porque se enteraran apenas de sus lados bonitos….. Nada que no sepamos.

Ambas ya dejaron este mundo, pero este mundo nunca se resignó a vivir sin ellas, y el oficio de gente dedicada al género de chismes recién salidos del horno, que lectores del mundo entero se devoraban con avidez se consagró definitivamente. Con ellas también vinieron los abuelos de los hoy conocidísimos paparazzis, capaces de captar aunque sea de manera borrosa a cualquier famoso haciendo mercado, o besando a su nuevo amor, o paseando con sus hijos. Y a pesar de las gorras, los anteojos oscuros y la ropa casual, el encanto continúa vigente, porque no hay nada que atraiga más que saber los trasfondos de cualquiera que alguna vez haya sido capturado por un lente.

Captura de Tela 2022 02 18 às 17.32.04
Foto: sirtravelalot / Shutterstock.com

Es muy poco lo que el cine y sus espectadores hemos cambiado…

IMG 8842
Luli Delgado es periodista venezolana, Master en Artes de Cine y  Video – por The American University, Washington, DC.
Fue Directora Ejecutiva de la Fundación Andrés Mata de El Universal de Caracas, y Gerente del Centro de Documentación de TV Cultura de São Paulo. Es autora de varios libros y crónicas.
delgado.luli@gmail.com

de la misma autora

12