Gente que Cuenta

El visitante – José Pulido

Captura de Tela 2022 01 08 às 01.15.28 e1641604923369
Jan Matejko
Desnudo masculino,1859

Antes, en los periódicos, funcionaba una recepción con una recepcionista sonriente, y la gente se anunciaba sin muchos inconvenientes. Había algunos visitantes tan asiduos que pasaban de largo hacia la sala de redacción. Cuando uno dice “antes” se refiere específicamente a los años sesenta y setenta. Porque en los años ochenta, comenzaron a ponerse de moda en los periódicos las gerencias que detestaban el oficio de la comunicación social y los guardias de seguridad que se creían guardaespaldas norteamericanos.

En esos días se volvió obligatorio cargar un carnet bien visible, en la solapa o en el pecho. Si no te ponías el carnet, no podías entrar al periódico donde trabajabas. En esos años ochenta, yo era jefe de las páginas de arte de El Nacional y un día me llamó, desde la entrada del periódico, un guardia de seguridad. Tengo que confesar que era un hombre muy respetuoso y cargado de paciencia.

-Aquí lo está solicitando un señor. Dice que es artista, pero no puedo autorizar su entrada al periódico- me contó rápidamente.

-Y ¿por qué no puede permitirle que suba a la redacción?- respondí, medio molesto.

El guardia dudó un momento y luego me comentó, como bajando la voz:

-Es que el susodicho sujeto está drogado…

-Y cómo sabe usted que está drogado?-  pregunté.

-Es mejor que baje a verlo. Yo, francamente, no sé qué debe hacerse en estos casos…

-Pregúntele el nombre para yo saber quién es.

-No puedo, licenciado: es mejor que usted baje y resuelva este problema. Ya la cosa se está poniendo fea. Créame.

El asunto me alarmó. Bajé a toda prisa y allí estaba el guardia, tratando de impedir que el artista entrara. Otros guardias se habían acercado al lugar, pero tampoco sabían qué hacer ¡porque el artista se hallaba completamente desnudo en medio del pasillo!

Ya la gente de la calle se acercaba y se aglutinaba en torno a la escena. De repente, el artista me reconoció y me abrazó. Era de lo más incómoda aquella situación. Yo estaba muy avergonzado, pero tratando de animarlo le di unas palmadas en la espalda y le dije:

-Si quieres que hablemos es mejor que te pongas la ropa…

Entonces, aquel artista, desnudo en pelota, se quedó mirándome como si no supiera dónde estaba, y me dijo:

-Vas a tener que ponerme la ropa tú.

Y se desmayó.

IMG 46879E6B84BB 1
José Pulido
Poeta, narrador y periodista venezolano. (Villa de Cura, Aragua, 1945). Reside en Génova, Italia. Fue director de varias revistas culturales y páginas de arte de los diarios venezolanos más importantes de los 80 y 90. Entre sus poemarios, Los poseídos fue Premio Municipal de Literatura 2000 . Tiene libros de cuentos , entrevistas y biografías , además de 8 novelas . Una de ellas ,El bululú de las ninfas (2007) fue Premio Miguel Otero Silva . Sus poemas están publicados en antologías de lengua española e italiana. Es finalista del premio internacional de literatura Pilar Fernández Labrador 2021, de Salamanca,España.
Jipulido777@gmail.com

del mismo autor

    ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

    3

    Leave a Reply