Gente que Cuenta

La vida según Forrest Gump, por Luis Alejandro Rodríguez

Winston Groom Atril press

Forrest Gump, el personaje de la novela de Winston Groom, a pesar de haber sido condecorado, destacado en deporte, millonario, y creador de tendencias, nunca fue consciente de los reconocimientos, ni requirió de ellos para sentirse bien consigo mismo.

Claro, podría considerarse que la teoría de Maslow no aplicaba en él a causa de su ligera discapacidad mental. Sin embargo, sí existen personas totalmente normales, que, aunque los merecen, no necesitan de reconocimientos… y otras, que aún sin méritos, no “pueden vivir” sin ellos.

La pirámide de Maslow coloca de una manera gráfica la teoría sobre la motivación, tratando de explicar qué impulsa la conducta humana.

La base representa las necesidades biológicas, las fisiológicas: respirar, comer, dormir… El segundo nivel en acenso representa la seguridad: salud, trabajo, dinero, todo lo que signifique poder mantener un orden y seguridad en la vida. Luego, y continuando en sentido ascendente, encontramos el nivel social. El individuo necesita sentirse integrado a una sociedad: aquí entran los amigos, los grupos. El cuarto nivel corresponde a las necesidades de estima y reconocimiento, entendiéndolos como autoestima por una parte y reputación por la otra. Por último, el nivel más elevado corresponde a la autorrealización. Se busca el crecimiento personal para el desarrollo de todo el potencial.

Según el psicólogo Abraham Maslow, padre de esta teoría desarrollada en la primera mitad del siglo XX, nuestras motivaciones no suben de nivel hasta que estén satisfechas las del

nivel inferior. A pesar del tiempo, la Pirámide de Maslow conserva toda su vigencia en las estrategias y planes de mercadeo actuales. Sin embargo, vivimos en una época de muchos cambios, lo cual puede o debería incluir a varias de estas teorías.

Cuando vemos que el número de seguidores o “likes” en las publicaciones (reconocimiento) de las redes sociales se ha convertido en una motivación más importante que la familia, los amigos o el trabajo…algo está pasando, algo está mal; o deberíamos cuestionarnos si somos más o menos humanos que antes.

Personalmente admiro y me identifico con los que viven al estilo Forrest Gump.

Luis Alejandro Rodríguez e1653666013155
Luis Alejandro Rodríguez Castillo es médico venezolano, Master en inmunología del IVIC y Nebraska University. Fue Scientific Adviser en Sandoz Switzerland. Escritor y guionista para la ciencia. Desde hace varios años escritor para el espíritu. Autor de “El Tweet de Dios”.
luisr168@gmail.com

del mismo autor

7

Compartir en

    ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!