Gente que Cuenta

Nunca sobra – Soledad Morillo Belloso

Captura de Tela 2021 09 30 às 14.52.05 e1633010529700
Muchacha con sombrero decorado con flores silvestres
Pierre-Auguste Renoir,1880

Esconden, revelan, definen. Son historia.

En el medioevo, las mujeres usaban altos conos con largos velos. En el S. XVII  sombreros de paja pequeños y planos sobre grandes pelucas. En el XVIII y principios del XIX, cofias adornadas con lazos y cintas. A fines del XIX, sombreros de ala con flores, cintas, plumas y pájaros. Décadas más tarde,  ajustados y de ala pequeña o sin alas, los cloches. En la Edad Media, los hombres usaban capirotes y gorras. En el XVII, los de chimenea; en el XVIII, tricornios con ala plegada formando dos puntas, como Napoleón. En el XIX, de copa y  bombines. Al comienzo del XX, sombreros de pajilla con listón de gros. En el XIX y parte del XX, nadie salía sin sombrero. En la Belle époque se abrió un restaurant en París al cual los caballeros llevaban a las “otras señoras”. El local se dividía en cubículos de medias paredes de cristal con cortinas. La altura permitía ver los sombreros de las damas; así los caballeros identificaban a los acompañantes. Lincoln no usaba carpetas para sus discursos; los ponía dentro de su sombrero de copa.

Los hombres deben descubrirse en un lugar bajo techo o al saludar en la calle. Es de pésima educación que un caballero se siente a la mesa con la cabeza cubierta, pero las mujeres no nos quitamos el sombrero ante nadie.

Chaplin personificó la ingenuidad con su bombín. Churchill popularizó el Fedora, y el Borsalino fue el sello de Bogart. Un pajilla redondo fue la marca de Coco Chanel. El sombrero de lana con aletas anudadas identifica a Sherlock Holmes. En los 40, 50 y 60, era pieza del vestuario femenino; debía combinar con el traje, zapatos y cartera. Jackie Kennedy, Grace de Mónaco y Audrey Hepburn vestían pillbox. El Panamá es ecuatoriano. Neruda  usaba gorra. Rómulo Betancourt lucía un Fedora. Lady Diana los usaba como festejo a la elegancia británica. Son pieza clave en las carreras de caballos. Un sombrero nunca sobra.

Captura de Tela 2021 09 03 às 16.41.56
Soledad Morillo Belloso
Escritora, novelista, cuentista, ensayista, periodista, articulista.
soledadmorillobelloso@gmail.com
@solmorillob
3

Leave a Reply