Gente que Cuenta

¿Por qué trabajamos?, por Cynthia Montaudon

Vincent van Gogh Atril press e1660936466741
Vincent van Gogh,
El pintor camino de su trabajo, 1888

El trabajo es la actividad humana por excelencia que ocupa una parte importante de nuestras vidas. Es al mismo tiempo un premio y un castigo. En la biblia, el trabajo aparece como un mandato divino para hacer uso adecuado del tiempo, evitar el aburrimiento, la pereza y la apatía, así como proveer para la familia, madurar como personas y poder extender los beneficios a otros.

El trabajo permite la satisfacción de necesidades. En un mundo capitalista parece que el ser humano trabaja para sobrevivir y formar parte del sistema, sin embargo, las razones para el trabajo pueden ser más profundas y, en ocasiones, hasta complejas. Existen motivos tanto monetarios como no monetarios para el trabajo. Hay quien trabaja por pasión y otros que, sin una paga, no estarían dispuestos a hacerlo.  Y, aunque vivimos en un mundo donde el dinero tiende a prevalecer, necesitamos otros elementos que contribuyan a nuestro crecimiento, seguridad, sentido de pertenencia y por supuesto, felicidad.

El trabajo nos hace productivos como individuos y como sociedad. Genera independencia económica, prosperidad financiera, estabilidad y proporciona un sentido de identidad. Al mismo tiempo, el trabajo puede ser visto como una presión social con respecto de lo que hay que hacer, o como un acto de responsabilidad personal y colectiva.

Cuando una persona ve el trabajo como algo más que una fuente de ingreso reconoce que es una oportunidad para aprender, crear relaciones, desarrollarse como individuo y como profesional y contribuir al progreso de otros. En este sentido, el trabajo permite generar y compartir ideas, obtener reconocimiento y formar parte de algo que lleva al logro de metas compartidas.

Trabajamos porque el trabajo provoca movimiento y cambio; trabajamos porque podemos hacerlo; porque percibimos un sentido de bienestar y de compromiso; porque hay una motivación que resulta en una sensación de realización.  No solo trabajamos para nosotros. Lo hacemos para nuestra descendencia y para la sociedad, buscando un mejor porvenir para todos.

Captura de Tela 2022 01 28 às 00.10.53 1
Cynthia Montaudon es profesor de tiempo completo de la Escuela de Negocios de UPAEP Universidad en la ciudad de Puebla, México. Cuenta con estudios posdoctorales en Liderazgo Organizacional. Es doctor en Planeación Estratégica y Dirección de Tecnología y también doctor en Negocios. Actualmente dirige el Observatorio de Competitividad y Nuevas Formas de Trabajo de la UPAEP y es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), Nivel I.
cynthiamaria.montaudon@upaep.mx

de la misma autora

    ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

    Cafeína para el Atril