Gente que Cuenta

¿Quién quiere ser millonario y a quién le digo cómo serlo ?- Victorino Muñoz

 

La historia no es nueva. Los gurúes que venden el secreto del éxito a dos centavos existen desde hace un rato. Florecieron con la publicidad. La estupidez y la viveza son sus bases y, claro, datan de mucho antes. Solo que no tenían unos medios tan efectivos a disposición.

Y, pues, cada día sale a la calle un tonto que no sabe qué hacer con el dinero, de la misma forma que iba Caperucita por el bosque, sin saber que antes también habían salido los hombres que son los lobos del hombre.

De ofertas sobre cómo hacerse ricos están llenos los medios. Hay tantas páginas ofreciéndonos la olla de oro al final del arcoíris como páginas pornográficas, con la diferencia de que en estas últimas por lo menos te muestran lo que quieres ver, aunque no lo puedas tocar (pero otro día hablaremos de eso).

Los trucos, técnicas, recursos y medios para apropiarse de las monedas del otro son diversos. Hay unos por allí que venden un libro; y al parecer la cosa funciona, porque han vendido tantos ejemplares que ya se hicieron millonarios ellos. Captura de Tela 2022 03 03 às 03.05.32 e1646419704674

Es como el de esa historia, que ocurrió una vez, hace mucho tiempo: había un hombre que colocaba un anuncio en las revistas, cuando éstas eran impresas. El anuncio decía, palabras más, palabras menos: envíame tantas pesetas en sellos de correo y a la vuelta te respondo cómo hacerte rico.

Captura de Tela 2022 03 03 às 02.51.24El incauto (o los incautos, porque fueron muchos) enviaba las estampillas. Y recibía la respuesta: si quieres hacerte rico, haz lo mismo que yo. No faltó quien tratara de demandar al sujeto. Pero todas las veces pudo demostrar que no era una estafa, porque él había logrado hacerse rico de esa forma.

Esta es quizás la moraleja de la historia y que deberíamos entender del asunto hágase rico rápidamente: lo que funcionó una vez, lo que funcionó en un contexto, no funcionará siempre.

Balzac no lo pudo haber dicho mejor: es necio en literatura buscar el éxito haciendo lo mismo, cuando el éxito deriva precisamente de haber hecho algo diferente. Debe aplicarse en otros ámbitos.

Yo tengo para mí por completamente cierto que si una persona descubre la manera de hacerse rico, debe ser lo medianamente inteligente como para no venderte el secreto por unas pocas monedas. Y si lo hace, es porque algo huele a podrido en Dinamarca.

Así que si alguien te vende el mapa para llegar a un tesoro, pregúntate primero por qué sería tan generoso para dártelo tan barato y, luego, por qué no va él mismo a buscar ese tesoro. La verdad os hará libres.

Captura de Tela 2021 07 22 às 18.22.55
Victorino Muñoz
valenciano, autor de Olímpicos e integrados, ganador del Concurso de Narrativa Salvador Garmendia del año 2012 y Página Roja, publicado en la colección Orlando Araujo en el año 2017.
Foto Geczain Tovar

del mismo autor

10