News That Matters

Rafael Victorino Muñoz

Loco pero no idiota,<br/> por Victorino Muñoz
140b, Rafael Victorino Muñoz

Loco pero no idiota,
por Victorino Muñoz

El hombre, notando algo extraño, detiene el carro y se baja. Un neumático está bastante bajo. Por suerte tiene el repuesto. Así que se dispone a hacer el cambio. Cuando está sacando las herramientas de la maleta, siente que una gota de agua le cae en la cara. Mira al cielo: se ve bastante nublado. Aún así decide proseguir con la maniobra. Tal vez le dé tiempo. Afloja los tornillos y los deja en el piso, junto a la rueda averiada. Pero esta se encuentra como atascada, por el polvo o el óxido. Tiene que hacer mucho esfuerzo ladeándola, hasta que cede y por fin la saca. No puede celebrar su pequeña victoria, porque se suelta el aguacero que se venía anunciando. El hombre se refugia en el vehículo. Durante varios minutos prácticamente no se ve nada del exterior. Por suerte la l...
Maratón mortal,<br/> por Victorino Muñoz
139c, Rafael Victorino Muñoz

Maratón mortal,
por Victorino Muñoz

  Recientemente el mundo del atletismo de fondo se ha visto sacudido por el repentino y accidentado fallecimiento de un prometedor atleta en la plena flor de su condición física. Se trata de Kelvin Kiptum, quien hace poco fijó la marca en el maratón, amenazando con ser el primer humano en bajar de las dos horas en una competencia oficial. Hasta donde tengo conocimiento es la tercera vez que esto ocurre. Así, el caso de Kiptum viene a sumarse al de Steve Prefontaine y Samuel Wanjiru. Steve Prefontaine, atleta norteamericano de fondo y semifondo, llegó a ser plusmarquista hasta en siete distancias distintas. Sin embargo, en el mejor momento de su carrera deportiva, se volcó en su vehículo. Se dice que posiblemente el accidente se debió al exceso de alcohol, ya que venía de una f...
Mi ídolo personal,<br/> por Victorino Muñoz
138c, Rafael Victorino Muñoz

Mi ídolo personal,
por Victorino Muñoz

El boom de la película La sociedad de la nieve, que aún no he visto por distintos motivos, me ha desbloqueado un recuerdo, como se dice ahora. Hablando con una amiga interesada en el tema, le confesé que mi ídolo de la infancia era Fernando Nando Parrado, uno de los sobrevivientes de la tragedia ocurrida en Los Andes Chilenos hace más de 50 años (y de la cual muchas personas vienen enterándose solo ahora). Cuando yo era niño, mi abuelo era asiduo comprador de las famosas Selecciones del Reader Digest. Gracias a uno de los libros condensados (como se llamaba una de las secciones de dicha publicación), fue que pude conocer por primera vez la historia, más o menos en el año 79. Yo quedé enganchado, no solo por el tema en sí, sino por un asunto de superstición. Comienzo por señalar q...
Ciudades verdes,<br/> por Victorino Muñoz
137c, Rafael Victorino Muñoz

Ciudades verdes,
por Victorino Muñoz

A menudo veo esas fotos de ciudades en otras partes del mundo, ciudades supuestamente ordenadas, como dibujadas con compás y escuadra: rectilíneas las calles, cuadriculadas las manzanas, o dispuestas radialmente, según venga el caso y haya sido la predilección de los urbanistas o gobernantes. No obstante, en muchas de ellas noto un detalle: faltan árboles, o hay más edificios y, en consecuencia, mucha más gente que árboles; de modo que estos poco se ven y poco pueden o podrían hacer. Me refiero al hecho de que un árbol absorbe cierta cantidad de dióxido de carbono. Se estima que entre 10 kg y 30 kg de CO2 al año, dependiendo de la especie y el tamaño. Pero un ser humano puede emitir o contribuir a generar mucho más que esto. De hecho, se afirma que hacen falta 20 árboles por pers...
Filósofo a palos,<br/>  por Victorino Muñoz
136b, Rafael Victorino Muñoz

Filósofo a palos,
por Victorino Muñoz

De nada me vale haber estudiado unos cuantos semestres de filosofía en la universidad; y aunque la mía haya sido otra carrera, tocaba ver todo eso: desde Parménides hasta la teología de la liberación de Pérez Esclarín, pasando por los escolásticos, los existencialistas y pare de contar. Pero me gustó la cosa, así que compré y leí, en distintas épocas, los diálogos de Platón, las historias de la Filosofía de Julián Marías, de Johannes Hirschberger y los nueve tomos de Copleston; sin dejar de mencionar que tengo el diccionario de Abagnano y la edición completa en cuatro volúmenes del Ferrater Mora, que consulto y degusto cada vez que puedo, aunque una entrada a la vez. Por mi propia cuenta me he acercado a Weber, a Hegel, a Schopenhauer y a Nietzsche, a Camus, a Bourdieu, así como ...
Cifra de escándalo,<br/> por Victorino Muñoz
135d, Rafael Victorino Muñoz

Cifra de escándalo,
por Victorino Muñoz

El mundo del deporte profesional se ha visto sacudido por una noticia, que no es un escándalo por algo malo, pero no deja de generar controversia. Se trata del contrato que ha firmado el japonés Shohei Ohtani con el equipo de Grandes Ligas Dodgers de Los Ángeles. 700 millones de dólares fue la cifra, dejando muy atrás los 300 que alguna vez acordaron los Tigres de Detroit con Miguel Cabrera. Astronómica, una bicoca, una cifra de escándalo, de todo se ha dicho sobre el asunto, y no todo es bueno. No faltan los que critican y se preguntan por qué un deportista debe ganar tanto. Desde un punto de vista, la respuesta es obvia: los dueños de equipos pagan eso porque saben que van a recuperar la inversión con la publicidad, ventas de entradas y de camisetas, derechos de televisión… Pero...
Salsa para canguros,<br/> por Victorino Muñoz
134c, Rafael Victorino Muñoz

Salsa para canguros,
por Victorino Muñoz

Converso con mi amigo Dagny Iznaga, quien vive desde hace algunos años en Australia, y me cuenta que allá hay una interesante presencia latina. Interesante en el sentido de que los locales ven con buenos ojos a los nacidos en nuestras tierras, a quienes valoran y cuya cultura respetan. Incluso, él asegura que por allá ser latino es una sensación, lo máximo, pues. Esto se traduce en varios hechos singulares, entre los cuales destaco la buena receptividad hacia la comida y hacia el baile que acompaña la música caribeña, específicamente el jazz latino, ese que vulgarmente aquí llamamos salsa, así como también la bachata. Según me cuenta, un australiano que presuma de bailar alguno de los ritmos mencionados es percibido como una persona muy especial, elegante, culta, que tiene eso qu...
La voz del rock,<br/> por Victorino Muñoz
132b, Rafael Victorino Muñoz

La voz del rock,
por Victorino Muñoz

Este año 2023 una conocida revista especializada en música publicó la lista de los que se consideran los 50 mejores cantantes de rock de todos los tiempos. La elección supongo que estuvo basada en el juicio de otros músicos o de periodistas que escriben sobre el tema. Por supuesto, como sucede con tantas otras que pretenden convertirse en canon, esta lista suscitó gran polémica para los amantes y seguidores del género, entre los cuales me cuento. Discutí el asunto con varios amigos, incluso músicos; y pues, he aquí mis conclusiones, para seguir metiendo baza en el asunto. El primer lugar de la lista de marras fue ocupado por su majestad satánica, Mick Jagger. No tengo nada en contra del cantante de los Rolling Stones, aunque no es de mis favoritos. Debo reconocer que si el recono...
Pan motorizado,<br/> por Victorino Muñoz
131b, Rafael Victorino Muñoz

Pan motorizado,
por Victorino Muñoz

Sucedió hace unos cuantos años atrás. Vivía en una urbanización en la zona norte de la ciudad. La mayoría de las compras había que hacerlas en el centro comercial más cercano, a unas seis cuadras para mí, que vivía en la primera calle de dicho conjunto residencial. Un día voy saliendo a comprar el pan y veo a un vecino, que va en la misma dirección, pero en su carro. Se detiene y baja el vidrio de la ventanilla: - ¿Para dónde va, vecino? Yo lo llevo. - No se preocupe: voy aquí cerca a comprar el pan. - Yo también, suba, le doy la cola. Bueno, no me quedó más remedio que aceptar el aventón. Y no dije nada, a pesar de que el vecino vivía en la misma calle que yo, pero en la primera casa, de modo que para él estaría como unos ochenta metros más cerca la panadería. No lo ent...
Esclavo modo freelance,<br/> por Victorino Muñoz
130b, Rafael Victorino Muñoz

Esclavo modo freelance,
por Victorino Muñoz

He tenido la oportunidad (no podría decir que “la suerte”) de trabajar en modo freelance desde hace unos años, incluso antes de la pandemia del COVID. Y cierto que hay algunas ventajas en esto, entre las que cabe destacar:- Se ahorra el tiempo y el gasto en traslados- No tienes que vestirte de un modo particular- Dispones de un horario flexible- No tienes que aguantar a compañeros latosos.Sin embargo, el asunto también tiene sus bemoles; y a mi parecer estos superan las supuestas ventajas. Lo de no salir de casa, por ejemplo, que algunos podrían considerar un beneficio, se vuelve a la larga un tedio, por no decir un problema, debido al sedentarismo al que induce.A lo anterior tenemos que sumar lo que considero el mayor desafío para las futuras generaciones que quieran sumarse a estas modal...
Latonería y escritura,<br/> por Victorino Muñoz
129d, Rafael Victorino Muñoz

Latonería y escritura,
por Victorino Muñoz

He terminado de hablar por teléfono con una amiga, compañera por cierto de estas páginas, y me he quedado pensando un rato en el asunto de que uno como escritor anda siempre buscándole la quinta pata al gato o al burro, que es lo mismo, porque ninguno de los dos tiene cinco patas hasta donde se ha podido investigar. Y es que al parecer algunas personas tenemos la manía de observar o pensar en las cosas, no por las cosas en sí, sino para ver qué podemos decir o, peor aún, escribir sobre ellas. Porque si uno no las escribe no se queda tranquilo. Así, muchas veces hay un montón de ideas dando vueltas en nuestra cabeza, como moscas que uno espanta a manotazos o a teclazos, poniéndolas en el papel para que se callen. Pero también a menudo las ideas a escribir son más rápidas en reprod...
Caballero y poeta,<br/> por Victorino Muñoz
128d, Rafael Victorino Muñoz

Caballero y poeta,
por Victorino Muñoz

En la vida tenemos la oportunidad de elegir muy pocas cosas. No elegimos cuándo nacer, no elegimos quiénes son nuestros padres y familiares, ni el país ni la circunstancia histórica donde nos toca vivir.No decidimos lo que transmiten los medios, a veces ni siquiera decidimos en relación con los gobernantes, ya que padecemos la dictadura de la mayoría (sobre este tema volveré en otra ocasión).Incluso, hay quien asegura (ese alguien fue Montaigne) que no escogemos en realidad a nuestra pareja, ya que esa es una decisión tomada por algo que está más allá de nosotros. Pasión, sentimiento, deseo carnal, nos dominan antes que nosotros a ellos.Siguiendo con el padre del ensayo, este decía que entre las pocas elecciones que tenemos a nuestro libre albedrío está la de la amistad. A ese selecto grup...