Gente que Cuenta

Editorial

Buenos días y buen domingo tengan todos.

Casi sin darnos cuenta, llegamos a la última edición del mes de enero, y aquí estamos para ofrecerles una nueva entrega preparada para ustedes por el equipo de la gente que cuenta.

Abrimos con Áxel Capriles, quien cuestiona la tendencia actual de presentar nuevos libros, haciendo énfasis sobre la notoriedad de su autor y su presencia en las redes sociales, más que en el contenido de la obra. ¿Es la popularidad del autor, o el contenido lo que por último interesa? De nuevo las redes interfieren en nuestras prioridades.

Seguimos con Lucy Gómez y su explicación sobre las plantas carnívoras. No, no son producto de la ficción. Existen, se alimentan de insectos, algunas tienen hasta dientes, y si no fuera porque son pequeñitas, resultarían realmente aterradoras.

Una buena noticia para compartir con ustedes: a nuestro equipo de colaboradores se incorpora la académica mexicana Cynthia Montaudon, a quien damos nuestra bienvenida más cordial. Ella reivindica la profesión de los “mil usos” “manitas”, “homem dos sete oficios, o “toeros”, como son llamados en Venezuela. Destaca su gran ingenio para resolver cualquier situación, sus múltiples habilidades, en fin, su valor profesional pocas veces reconocido.

Y si las plantas carnívoras nos causan impresión, la misteriosa roca de Ayers, de Rafael Moreno Sylva no se queda atrás. Está situada en Australia y levanta una ceja en más de un sentido.

Tenemos también una crónica de Luli Delgado sobre el paso del tiempo, tanto nuestro como de los actores de cine, en la que concluye que la única que se quedó con los dientes de leche fue la Caperucita, porque al resto de nosotros, dentro y fuera de la pantalla, los años nos han ido pasando factura. Pero aquí seguimos, a la espera de cada novedad que nos traiga el cine con el mismo entusiasmo de siempre.

José Pulido regresa al París de los años 50 y 60, para contarnos una anécdota que surgió de la amistad entre Oswaldo Vigas y Wilfredo Lam. Estas dos décadas fueron muy importantes para el arte latinoamericano, ya que significó una época de mucha riqueza y muchas revelaciones.

Seguimos con otra crónica sobre cine, de esta vez escrita por Roberto Managau, quien nos habla de su particular interés en las bandas sonoras. Las riquezas del cine definitivamente son infinitas.

Por su parte, Álvaro Ríos nos cuenta cómo conoció a César Aira, uno de los mayores exponentes de la literatura argentina contemporánea. El encuentro fue en Coronel Pringles, una ciudad de alrededor de veintiséis habitantes, en el sur de la provincia de Buenos Aires.

Alfredo Behrens destaca una vez más la importancia de la educación y el aprecio por las diferentes artes como vía de escape al mundillo del fútbol y sexo como únicos temas de conversación, mientras Ricardo Martins nos trae una crónica sobre el espectáculo de danza “Punk como libertad emocional”, creado e interpretado por la bailarina Mayara Machado. Es una denuncia sobre el maltrato femenino expresado por quien infelizmente fue una de sus víctimas.

Cerramos con un reportaje gráfico que forma parte de la exposición Nathalie Naranjo: 22 encuadres de la Ciudad Universitaria de Caracas, actualmente en exposición en la galería La Casa 22 de Caracas, con curaduría de Nelly Del Castillo.

Ya de salida los dejamos con las amapolas orientales de Georgia O’Keeffe, y fijamos nuestro próximo encuentro para el domingo 6 de febrero con una nueva edición elaborada por la gente que cuenta.

Muchas gracias y hasta entonces.

Captura de Tela 2022 01 30 às 02.22.49
Georgia O’Keeffe (1887 – 1986)
Amapolas orientales, 1927

 

 

 

 

 

 

7