Gente que Cuenta

El arte libera – Alfredo Behrens

Captura de Tela 2022 01 28 às 01.07.24
Samuel Morse
Galería del Louvre
(1833)

ler em português

Son pobres de formación las personas cuyos temas de conversación a duras penas salen del sexo y el fútbol. Cambiar eso a escala nacional lleva mucho tiempo. Pero en tu propio entorno se puede hacer algo. Se puede hacer en el lugar de trabajo. ¿Qué tal reservar ahí un espacio para promover el enriquecimiento colectivo? Puede ser una pequeña biblioteca para prestar libros para colegas. A su alrededor se podrían organizar pequeñas reuniones para hablar de un libro.

¿Qué necesitarías? Dependerá del número de personas en tu trabajo. Pero, puede comenzar con una sala de 5 a 10 metros cuadrados y de 50 a 100 libros en los estantes. ¿Sólo libros? ¿Necesitas un lugar físico hoy, con tanto gratis en internet? Sí, hay muchas cosas buenas gratis en Internet. Pero verás que necesitarías ayuda, no mucha, para encontrar el material.

Sin embargo, una vez que hayas encontrado el material, que pueden ser libros, música, balés, teatros, pinturas y esculturas, películas y más, necesitarás alguna guía para apreciar tanto. Ahí es donde está la trampa. Esta formación es cara. Pocas personas la detentan, y son menos aún las están dispuestas a compartirlo explicándolo. Es incluso algo relacionado con la clase social. Los poseedores de conocimientos artísticos, aun sin saberlo, parecerían tratar de defender su patrimonio cultural en detrimento de los demás. No me refiero sólo a los precios prohibitivos de los cuadros comprados en remates. Hablo también del lenguaje hermético preferido por los curadores de exposiciones.

¿Qué hacer? Sin hacer algo, no podrás innovar mucho, ni siquiera podrás comprender mejor a los demás en una reunión de trabajo. ¿Podría una mayor familiaridad con las artes sacarnos del estancamiento?

Creo que sí, porque el arte es el trasfondo de nuestras vidas. Desde su etapa rupestre el arte nos inserta en nuestro tiempo. El artista selecciona lo que importa y con ello su arte se convierte en nuestro espejo, sugiriéndonos una vida digna de ser vivida.

¿Una mayor familiaridad con el arte liberaría a una población? Yo creo que sí, y también creo que compartir el esfuerzo de interpretar el arte es un buen primer paso.

¿Por qué?

Porque la diversidad que existe en el arte favorece el intercambio de puntos de vista, cada uno fruto de su herencia. Al confrontar puntos de vista, la persona aprende no solo sobre el arte, sino que también aprende a comprender mejor al otro, a ser más receptivo a los estilos, a las raíces de los gustos; además de ayudarnos a forjar personas más completas porque más refinadas. Tal vez incluso voten por políticos menos groseros.

IMG 9274
Alfredo Behrens es PhD de la Universidad de Cambridge, y profesor de Liderazgo en las escuelas de negocios de la FIA en São Paulo e IME de Salamanca. También es presidente del Consejo estratégico de la Universidad Fernando Pessoa, en la ciudad de Porto, donde reside
Algunos de sus libros están a disposición en Amazon
ab@alfredobehrens.com

del mismo autor

2