Gente que Cuenta

El día que los japoneses invadieron California – Roberto Managau

Ataque a Pearl Harbour,
1941

Durante la 2da. Guerra Mundial, en 1942, entre muchos otros, ocurrió un episodio incomún en la costa de la ciudad de Los Ángeles. En la tarde del 23 de febrero, un submarino japonés habría sido avistado a pocos kms. de la playa de Santa Mónica, lo que dejó a los habitantes alterados, visto el reciente ataque japonés a Pearl Harbor.

La noticia se difundió por toda la población aledaña, sumado al hecho que algún submarino japonés ya había torpedeado navíos mercantes en esa zona. Las autoridades militares organizaron la defensa con cañones antiaéreos

Las autoridades militares organizaron la defensa con cañones antiaéreos

ya que un avión sin bandera había sido también visto sobrevolando la margen costera. La población civil decidió tomar medidas para defender la ciudad. Familias enteras se armaron con escopetas y cascos de fútbol americano, en cuanto las madres y esposas servían sándwiches y coca-colas para los defensores.

En la madrugada del día 25, aviones habrían sido vistos y la artillería antiaérea abrió fuego en cuanto los reflectores iluminaban el cielo de una ciudad oscura por el apagón decretado. Los civiles disparaban en dirección a la orilla y hacia el cielo. Las calles en caos total, las telefonistas no daban abasto y las comisarías recibiendo denuncias constantemente: 2 aviones japoneses habrían caído, incluso uno en una calle de Hollywood. Hasta un objeto volador no identificado fue blanco del tiroteo. Las radios difundían de forma constante, noticias del ataque japonés …

En el amanecer de ese mismo día, los disparos cesaron. En las filas de la defensa, 5 bajas civiles … uno por susto, otro por infarto y tres por accidentes de tránsito. Las autoridades no encontraron ni el OVNI ni los 2 aviones japoneses derribados y el supuesto bombardeo fue debido al ruido provocado por los disparos de los cañones antiaéreos hacia el cielo estrellado. Horas después, la Marina informó que todo fue una falsa alarma, producto del país en estado de guerra, de la histeria colectiva, y de algún inconsciente haber disparado tiros cuando no debía. Un museo de la ciudad recrea el episodio de la batalla librada por un lado sólo …

Roberto Managau, uruguayo, reside en San Pablo desde 1982. Dirige un espacio de arte uruguaya y es apasionado por fútbol, guerras mundiales y algunas curiosidades de la historia.

del mismo autor

ler em português

3

Leave a Reply