Gente que Cuenta

El galán desmemoriado, por Álvaro Ríos

Autor desconocido 2

Hace unos meses mi gran amigo José Pulido envió un mensaje a mi correo personal. Entre otras cosas me invitaba a colaborar con la página Atril Press mediante el envío de textos breves. Además, hacía referencia a que mi estilo irónico con toques de humor podría ser de interés para muchos lectores en la red. Le agradecí el gesto y de inmediato le escribí a Luli —la dama que se encarga de administrar la página—, quien me dio a conocer las normas de publicación y finalmente expresó que con gusto recibiría mis trabajos.

Ese mismo día, al final de la tarde, intentaba redactar un cuento para dicha página, cuando de pronto sonó el móvil:

—Aló.

—Disculpe, —dijo una voz de mujer—, ¿hace poco le han extraído el apéndice?

—Sí. Pero, ¿quién es, de dónde llama?

—Mi nombre es Fabiola y trabajo en el laboratorio de la clínica del este. Tal vez me recuerdes, estuve muy enamorada de ti durante la secundaria. Eras mi galán, pero jamás te fijaste en mí. En cambio, yo nunca te olvidé, así que podrás imaginar la emoción que sentí cuando leí tu nombre en la etiqueta que identifica la muestra. ¿Qué curiosa es la vida? ¿Eh?

Mientras ella hablaba yo hurgaba en mi memoria tratando de recordar alguna Fabiola de la época del bachillerato; sin embargo, nada de nada, aunque sí me llegó a la mente el rostro de una joven pecosa que advertí se me quedaba mirando durante las clases de educación física.

¿Acaso aquella muchacha y ésta al teléfono son la misma persona?

—Sabes —continuó diciendo—, el apéndice es una bobada, no obstante, ha sido un momento grato cuando lo tuve en mis manos. ¿Te imaginas lo bien que la hubiese pasado en caso de recibir tu corazón?

Desde luego, tuve la intención de preguntar sobre los resultados de la biopsia, pero me contuve, de modo que sólo le di las gracias al tiempo que le hice saber que yo, personalmente, iría luego con mi doctor a tratar ese asunto.

Entonces colgué.

Debo confesar que sentí cierta emoción al escuchar lo que dijo sobre el galán, aunque cuando mencionó lo de ser muy feliz si mi corazón hubiera sido la muestra, la verdad, tragué grueso. ¿Qué habrá querido decir?

A todas estas…

¿Alguien recuerda de qué cosa veníamos hablando?

Captura de Tela 2021 10 15 às 15.15.24
Álvaro Ríos. Maracay, Estado Aragua, Venezuela, 1965. Vive actualmente en Barquisimeto, Estado Lara. Es Ingeniero Electricista, Profesor Universitario y Escritor de cuento, poesía y ensayo. Es autor de los libros Sendero de Sombras (poesía), Efimerario (brevedades), Dilemas en el aire (poesía) y Criaturas Mínimas (cuento). Ha sido colaborador de los diarios “El Impulso” y “Diario de Lara” en la ciudad de Barquisimeto. Algunos de sus cuentos han sido publicados en el portal “Letralia”.
alv_rios@yahoo.es

del mismo autor

13