Gente que Cuenta

El psiquiatra, por Leonor Henríquez

La Conversación Henry Matisse Atril Press e1663780255977
Henry Matisse,
La conversación, 1909-1912

De vez en cuando visito a mi psiquiatra.

Su expresión es adusta y su silla dura.

Pero sus ojos son del color del tiempo, a veces transparentes, otras veces  de un azul intenso, como zafiros.

Su sonrisa es ancha y horizontal, pero amable.

Y lo más importante, sabe escuchar, sin interrumpir. Sus silencios salvan, rescatan.

En todos los naufragios de mi vida, mi fiel psiquiatra siempre ha venido al rescate.

Y a propósito de esos naufragios luminosos, comparto una de las mejores definiciones del amor que he leído, “Amor: Hacerse a la mar con disposición al naufragio.” (Fernando Reyes Heroles, Abecedario)

Hace poco hice una cita, por nada en particular, solamente para conversar y ver de color estaban sus ojos ese día.

Me vestí y salí al encuentro.

Esta vez me recibió fríamente, pero esa brisa helada que se filtra en su consultorio y que anuncia el cambio de estación, paradójicamente calentó mi corazón.

Su sonrisa ancha, me calmó instantáneamente.

Sus ojos, esta vez grises, desbordaban serenidad y sabiduría.

Cuando me invitó a sentarme, se escuchó a lo lejos el graznido de algunas aves.

Sin mediar palabras con mi analista, recuperé el aliento, mi llama interna, mi entusiasmo.

Regresé a la casa reconfortada. Con ganas de afrontar mis días con alegría.

¡Ah!, y otra cosa, la consulta me salió gratis. Este psiquiatra no cobra honorarios y siempre está disponible.

Agradecí a mi terapeuta de ojos acuosos y sonrisa horizontal:

Mi psiquiatra es un banquito del parque, con vista al río, aquí cerca de mi casa.

Cada vez que lo visito, respiro y se me olvidan todos mis problemas.

www.atril .press Leonor Henríquez
Leonor Henríquez (Caracas, Venezuela) Ingeniero Civil de profesión
(UCAB 1985).
Escritora y aprendiz de poeta por vocación.
Desde muy joven participó en talleres de escritura creativa en el CELARG, Caracas.
Sus ficciones fueron publicadas en la Antología Voces Nuevas (1990-91), y
más adelante su testimonial, Existe la Luz (1995).
De su paso por la ingeniería surgieron sus Cuentos de Oficina (1997), otra manera de ver al mundo corporativo. Entre sus últimas publicaciones se incluyen sus
reflexiones sobre el duelo, Hopecrumb (2020) y “The Adventures of
Chispita” (2021), cuento infantil, una alegoría de la vida en el vientre materno.
Hoy en día comparte sus “meditaciones impulsivas” desde Calgary, Canadá, ciudad donde reside.
leonorcanada@gmail.com

Leonor Henríquez

17

Compartir en

    ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!