Gente que Cuenta

Princesa tupinambá – Alfredo Behrens

Heitor dos Prazeres
Carnaval nos Arcos, 1965

 

 

 

 

 

 

ler em português

Recién llegado de Montevideo a Rio de Janeiro, yo no entendia nada. Literalmente nada. No era sólo el portugués lo que no entendía. Había llegado durante el Carnaval y caí en una procesión de la Banda de Ipanema. Digo que era una procesión porque no sabía qué nombre darle, pero eran un par de millares que bailaban atrás de una banda.  La mitad no tenía ropa casi, y no parecía importarles. Entre un empujón y otro avisté una medio que rubia. Me fui acercando, nos sonreímos y hablamos algo. Era de San Pablo, estaba ahí por unos días, llegué a tomarle la dirección del lugar donde se alojaba, pero resulta que otra me agarró y me dio un beso que me dejó sin aliento. Al volverme hacia la rubia, ya no estaba. Seguí bailando porque le estaba agarrando el gusto a la cosa y, total, la dirección de la rubia ya la tenía. La iría a buscar más tarde, en Copacabana. Me recibió fría. Yo pensé que era cosa de paulista, pero no, estaba ofendida porque yo había besado a la otra. Con aires de carioca de pura cepa le dije que en Rio de Janeiro la cosa era así, que no se lo llevase a mal, pero quien a mí me interesaba era ella, y la prueba era que yo estaba allí, con ella, mientras que el Carnaval seguía corriendo en la calle. Funcionó, salimos a caminar y nos conocimos. Se llamaba Ocirema. Me encantó aún más porque la sonoridad indígena de su nombre tenía la fragancia del Sorocabana, el café que yo frecuentaba en Montevideo.  La fantasía se acabó cuando me dijo que Ocirema era el nombre de su padre, sólo que leído al contrario. Al día siguiente era miércoles de Cenizas, la india se perdió en San Pablo y yo me quedé con aquel aire de fin de fiesta, entendiendo aún menos que cuando el Carnaval comenzó.

Alfredo Behrens es PhD por la University of Cambridge, alecciona Liderazgo para las escuelas de negocios FIA, en São Paulo e IME en Salamanca, y es Presidente del Consejo de Estratégia de la Universidade Fernando Pessoa, en Oporto, donde reside. Algunos de sus libros pueden ser comprados a través de Amazon.

ab@alfredobehrens.com

Leave a Reply