Gente que Cuenta

Se lo comieron los loros – Alfredo Behrens

 

Entre el arte y la tecnología está la persona, que puede pender para un lado o para el otro. Fíjate que en la tierra de Michelangelo. Hay oficinas de artesanos donde se emplean robots para esculpir il Pietà de cualquier tamaño, y en mármol de Carrara.

Juan es un caso de artista enjaulado por el mercado. Desde chico quería ser pintor, y para comer había pintado hasta paredes. Pero acabó enrollado por los papeles de pared y pasó a vender cuadros en la feria de los domingos.  Pintaba de todo y comía mejor. Pero lo que más vendía eran cuadros de loros en la selva. Le salían bien, muy coloridos. Resulta que alguien metió a Juan en las guías para turistas y se tornó celebrity.

Resulta que alguien metió a Juan en las guías y se tornó celebrity.

 

Por lo menos entre los turistas que visitaban Rio de Janeiro y que no podrían demostrar haber estado en la ciudad sin volver con un loro suyo; como antes volvían con bandejas de mariposas.

Al principio los turistas eran pocos y a Juan le hacían gracia. Pero cuando atracaba un barco, llegaban a su puesto en la feria más de cincuenta al mismo tiempo. Para no morir bajo los picotazos de los turistas Juan ahora pintaba loros con un ojo en el lienzo y otro en el calendario de la llegada de los barcos. Los loros se lo estaban comiendo. Fue así como incorporó una poderosa impresora para imprimir sobre los lienzos los fondos selváticos. Bastaban algunos brochazos medio gordos sobre los lienzos impresos, para darles la textura que la impresora no conseguía. Sobre la selva digital Juan ahora pintaba sus loros, a granel, como quien derrama cemento en un encofrado, o como se esculpe en mármol con un robot una Pietà para la mesita de luz, quien sabe con un cuadro de loros colgado sobre la cabecera de la cama.

Alfredo Behrens
Alfredo Behrens es PhD por la University of Cambridge, es profesor de Liderazgo para las escuelas de negocios FIA, en São Paulo e IME en Salamanca, y es Presidente del Consejo de Estratégia de la Universidade Fernando Pessoa, en Oporto, donde reside. Algunos de sus libros pueden ser comprados a través de Amazon.

del mismo autor

ler em português

1

Leave a Reply