Gente que Cuenta

Traición sorda V – Alfredo Behrens

Finalmente, el cuerpo de Mario fue liberado. Adelaide comenzó los preparativos del velorio llamando a los familiares y amigos más allegados. A esta altura todos sabían que Mario había sido muerto, y que fue por estrangulación.

Juan y su mujer llegarían al velorio después de que todos los amigos hubieran intercambiado llamadas telefónicas y correos electrónicos chats y no se sabe qué más, todos preguntándose cómo sería posible que Mario hubiese sido muerto, y sin señales de robo en su apartamento.

A lo largo de las semanas que precedieron al velorio el tema fue Mario y su muerte. Además de la natural congoja de los comentarios, no dejaba de intuirse un matiz de chismerío. La pregunta, aun cuando no hecha, giraba siempre entorno de quién podría haber sido y por qué.

El largo chismerío ayudó a que Juan y su mujer llegaran de cabeza fría al velorio. Podrían mostrarse sorprendidos con cada giro de la conversación. Para lo que Juan, ni su mujer, estaban preparados fue para el pésame de la vecina que se hizo presente. Al depararse con la mujer de Juan la vecina no tuvo dudas, la reconoció y le dijo que lamentaba mucho por su pérdida. La mujer de Juan perdió su compostura y se echó a llorar. A Juan le corrió un escalofrío por la espina.

Afortunadamente el comentario de la vecina fue hecho en un rincón alejado de la reunión de amigos. Pero sin duda sugería que la mujer de Juan habría frecuentado sola el apartamento de Mario tantas veces como para ser reconocida por una vecina.

El comentario descolocó a Juan. Si bien era cierto que él tenía una coartada, su mujer podría verse arrastrada al centro del remolino de conjeturas. Además, como en las películas de detectives, es posible que, en ese velorio, además del asesino también hubiera policía observando lo que ocurría. El llanto de su mujer no le convenía a ninguno de los dos.

Alfredo Behrens es PhD de la Universidad de Cambridge, y profesor de Liderazgo en las escuelas de negocios de la FIA en São Paulo e IME de Salamanca. También es presidente del Consejo estratégico de la Universidad Fernando Pessoa, en la ciudad de Porto, donde reside

Algunos de sus libros están a disposición en Amazon

ab@alfredobehrens.com

del mismo autor

ler em português

4

Leave a Reply