Gente que Cuenta

Acerca del miedo, por Manuel Pulido Azpúrua

Dawn HudsonCuando era pequeño era muy miedoso. No podía atravesar el pasillo de mi cuarto al baño si la luz no estaba encendida, y cuando me tocaba hacerlo, cantaba a voz en cuello, cosa que el resto de mi familia no entendía demasiado bien.

Ser padre ayuda a vencer los miedos. Cuando tienes que tranquilizar por la noche a una pequeña aterrorizada, te das cuenta que estás en el mismo lugar que tus padres, diciendo con fingida seguridad que no hay razón para tales temores.

Ahora los avances tecnológicos han hecho que nuestros miedos muten. Ya no le tememos a espantos de camino o a fantasmas: los miedos se han simplificado, aunque a pesar de todo sigan quitándonos la tranquilidad.

El miedo ha convivido conmigo desde que me di cuenta que no podía parar de pensar: que aquella vocecita interna, esa que me ha acompañado desde que recuerdo,  no se callaba nunca. Lo que mejor recuerdo es el susto al corroborarlo.

Por temor se hacen muchas cosas: por temor al castigo, al rechazo, a perder lo que tanto trabajo costó tener, al ridículo. Por tal razón el miedo se convierte en una herramienta de trabajo muy empleada por tiranos y opresores.

En esta nueva sociedad de redes 2.0, en las que se anuncia una novísima realidad llamada metaverso, ya no podemos seguir pensando en el Silbón o en la Sayona como sujeto de nuestros temores. Ahora hay otros.

Da miedo ahora terminar seleccionado por ese algoritmo fatal que de pronto llega a la conclusión que eres indeseable y termina  bloqueándote tu perfil en redes sociales, ese que tanto trabajo y tiempo te ha tomado preparar.

En estas nuevas realidades, la verdad parece no ser tan importante. Ahora no es fácil descubrirla, porque cada quien la anda contando según lo deje mejor parado. En particular los poderosos, que se empeñan una y otra vez en maquillarla para su conveniencia, dándole qué hacer a manejadores de crisis y gerentes de relaciones públicas.

Los miedos crecieron conmigo, y en el momento que estoy, me parece que uno de mis mayores temores es no saber la verdad de lo que pasa, y terminar en manos de quienes la manipulan a su conveniencia. Es un tipo de opresión de la que espero liberarme constantemente.

Captura de Tela 2021 09 03 às 18.06.40
Manuel Pulido Azpúrua (Caracas, 1965) es Abogado por la Universidad Católica Andrés Bello y Máster en Administración de Empresas, Mención Finanzas, por la Universidad Metropolitana.
Se desempeña como consultor jurídico en empresas venezolanas.
Lector empedernido, mantiene en animación suspendida dos blogs “Gordon Blue” y “Wulebal”, además de tuitear con muy poca frecuencia como @noloven65.
Ha publicado textos en www.contexturas.org
noloven65@yahoo.com

del mismo autor

 

18