Gente que Cuenta

Editorial

Buenos días y buen domingo tengan todos.

Hoy es un día muy importante para los cristianos. Celebramos la resurrección del único hombre logró vencer la muerte: El Hijo de Dios.

El equipo de la gente que cuenta preparó una edición muy especial de Pascua de Resurrección. Abrimos con Áxel Capriles y La Resurección necesaria, donde nos ofrece una reflexión sobre la pasión, muerte y resurrección bien diferente a la que normalmente acostumbramos a considerar.

Seguimos con una nueva entrega de Tomás González sobre la evolución del arte en la Venezuela del siglo XX, donde aprovecha de rendir merecidos homenajes a Ángel Hurtado, José Antonio Dávila y Alirio Rodríguez.

Después, aunque no necesariamente en ese orden de lectura, Luli Delgado nos cuenta sobre el Neorrealismo italiano, sin duda una de las corrientes más importantes de la Historia del cine.

De ahí, Felipe González Roa nos lleva a la Grecia Antigua y el concepto de ciudad de los cerdos expuesto por Platón en La República. Cualquier parecido con nuestra vida actual definitivamente no es coincidencia.

Recibimos con gran alegría a Otrova Gomás, quien gentilmente se incorpora al equipo de la gente que cuenta. Nos trae la crónica Amor de uñas, en la que parecería que queda aclarado el secreto de los matrimonios que, salvando tempestades, se mantienen a flote durante tantos años, mientras Mayte Navarro, en una crónica muy femenina, nos cuenta de la Sra. Burda, ¿se acuerdan? la de los famosos patrones de costura.

Pero no paramos por aquí, porque Manuel Pulido nos trae la crónica de La Cachuchita, que tanto miedo le daba a los gatos de su infancia.

Pedro Tebyriçá nos trae El Resucitado, muy apropiada para este día, y Víctor Morles nos adentra en su concepción como oboísta de lo que es la música, un asunto por el que pasamos tan a menudo y que tan poco paramos para pensar.

Lucy Gómez nos explica la importancia que tienen los sauces para la Bayer, y Pancho Iturraspe nos manda desde Rosario, Argentina, otra receta deliciosa. Alfredo Behrens, nos expresa sus sospechas sobre los anuncios publicitarios que le llegan así como de la nada, y el fotógrafo Daniel Hernández nos presenta un reportaje gráfico sobre la tradicional devoción al Nazareno de San Pablo.

Muchas publicaciones terminan diciendo algo más o menos como que “todo esto y mucho más…”, pero la gente que cuenta no llama a engaños y concluye diciendo que es lo que les traemos para hoy. Pero en cambio, queremos hacerles una pregunta: ¿cuántos se dieron cuenta de que desde la semana pasada tenemos un logo nuevo?

Cerramos la edición con “ La Resurrección y Noli me tangere (“no me toques”), un fresco realizado por Giotto entre 1304 y 1306 en la Capilla Scrovegni en Padua, Italia. Vale la pena detenerse en sus detalles: a la derecha, vemos a la Magdalena postrada a los pies de Jesús, quien extiende su mano pidiendo que no lo toque. A la izquierda el sepulcro vacío, los soldados dormidos y los ángeles custodiando. Es realmente un trabajo extraordinario, realizado en una capilla situada al lado de un sutuoso palacio que originalmente perteneció a la familia Scrovegni. La capilla al principio fue oratorio y posteriormente se convirtió en mausoleo de la familia.

Nuestro próximo encuentro queda agendado para el domingo 24 de este mes, cuando les traeremos una nueva entrega especialmente preparada por el equipo que cuenta.

Un gran saludo y buena semana.

np me toques 1

9