Gente que Cuenta

El día en que me comenzó a gustar el amarillo – Luli Delgado

Aquí voy con otra de mis locuras, que comparto con ustedes aprovechando que estamos en confianza. Resulta que parece ser que lo que tengo es sinestesia, y de ahí mi asociación de números y colores. Vamos con los colores primero. Habría que averiguar mejor.

Durante los primeros días de la pandemia, cuando pegada a las noticias, aprendiendo a usar máscaras y lavando todo con cloro, no me quedó otro espacio que no fuera para jugar. Me dio por los rompecabezas, y ahí fue que descubrí, o mejor reivindiqué, el color amarillo. Primero me acordé de que era bonito, después que combinaba bien con el rojo, y por último caí en la tentación de declararlo mi favorito.

Pero no pudimos, el rojo siguió en la delantera, y el amarillo, que no se dio por vencido, siguió colándose por los palos, y como si nada, se instaló en un honroso segundo lugar.

Yo creo que mi locura por el rojo se remonta a un disfraz de tomate que tuve en mi infancia. Era de un satén brillante que se fue apagando con cada lavada, pero igual no lo dejé de usar sino cuando definitivamente superé su talla y el disfraz sus fuerzas para seguir viviendo.

Mi traje de novia fue rojo, tuvimos un carro, o mejor dos, también rojos, y por ahí sigue la lista.

Yo acabo de cumplir años, y mi edad es marrón y verde. ¡Adivinen ustedes!

Pero vayamos ahora a las asociaciones de números y colores.

Más o menos así, bueno sin el más ni el menos, la verdad.

Para mí e1 es blanco, el 2 es anaranjado, el 3 es rosado, el 4 es verde, el 5 es rojo, el 6 es marrón, el 7 es amarillo, es 8 es gris, el 9 es beige y el cero es negro.

Yo acabo de cumplir años, y mi edad es marrón y verde. ¡Adivinen ustedes!

Estos colores y números no me sirven para nada con las matemáticas, porque la verdad nunca nos hemos llevado bien, pero los números tienen otras utilidades y ahí sí aprovecho los colores de cada uno.

Los números de teléfono, las fechas de cumpleaños, a veces las tallas cuando no traen letras y por ahí va. Me aprendí mi nuevo teléfono porque tenía dos números 5 en el medio, así que los demás fue más fácil.

Mi hermana dice que a ella le pasa igual, pero no vemos los mismos colores, aunque el caso es que los vemos. ¿Habrá por ahí algunos de ustedes que les pase lo mismo y no se hayan atrevido a contar? Que no quede por mí, que acabo de tirar la primera piedra…

Luli Delgado es periodista venezolana, Master en Artes de Cine y  Video – por The American University, Washington, DC.
Fue Directora Ejecutiva de la Fundación Andrés Mata de El Universal de Caracas, y Gerente del Centro de Documentación de TV Cultura de São Paulo. Es autora de varios libros y crónicas.
delgado.luli@gmail.com

de la misma autora

6

Leave a Reply