Gente que Cuenta

Fechas memorables, por Luli Delgado

Captura de Tela 2022 09 14 às 18.38.01
Descripción histórica y cronológica de las dos piedras halladas en la plaza principal de México, 1790.
Fuente Wikicommons

Puntualísimo, el sol sale todas las mañanas, pero nuestros ancestros resolvieron bautizar cada día con un nombre diferente, y después agruparlos por días, meses y años.

Ahí se ganó o se perdió una batalla, nació un bebé que más adelante resultó clave para la Historia, se murió alguien difícil de olvidar, hubo un invento, una conquista, y entonces surgió la convención de declarar algunas fechas dignas de recuerdo especial.

Se me ocurre que las fechas son como las estrellas. Hay las de primera magnitud, de las que buena parte de la humanidad se acuerda, pero también están las que son más locales y brillan menos, las cuales generalmente terminan heredadas por las calles de cada comunidad, casi siempre transitadas más adelante por generaciones que no saben qué fue lo que pasó, pero que igual las siguen usando como referencia básica de su cotidiano.

Durante los días de colegio nuestra tortura colectiva fue aprendérnoslas de memoria. Muchísimo peor que las tablas de multiplicar, e invariablemente perdiendo de vista el proceso como un todo, nada más que por ejercicio de memoria de acordarnos de la fecha.

Ya en un plano más personal, lo mismo pasa con los cumpleaños de la familia,  fechas que forman parte del código de cada clan, y que, aún cuando suelen ser perfectamente indiferentes para quienes no pertenecen a la parentela, igual se respetan de manera especial.

No faltó quien cargara para siempre con un nombre totalmente extraviado, nada más que porque nació justo el día en que nació, o se murió o, como sucedió muy a menudo, algún mártir terminó ahogándose en las hogueras de la Inquisición.

Tampoco es raro que alguien, refiriéndose a un asunto personal, comente solemne información del tipo: “Mi operación fue un 3 de marzo”, aún cuando para el resto de la humanidad, ajena a esta “magna fecha”, ese día haya sido idéntico al anterior o al siguiente. Eso por no olvidar nuestra relación directa con días de dominio público, como por ejemplo “¿dónde estabas el día de las Torres Gemelas?”

Para los que venimos de países tropicales, el parecido entre los días es asombroso, lo que no sucede con lugares de varias estaciones, donde suele hacerse mención del género: “eso fue en el otoño pasado”.

Sea como sea, estamos tan acostumbrados a que sea así, que difícilmente nos damos cuenta que un día es igual a cualquier otro, y que lo que le damos a cada uno es un darle un nombre que parece más bien salido de la alta aristocracia, pero igual, ¿quién es que le va a poner el cascabel a ese gato?.

IMG 8842
Luli Delgado es periodista venezolana, Master en Artes de Cine y  Video – por The American University, Washington, DC.
Fue Directora Ejecutiva de la Fundación Andrés Mata de El Universal de Caracas, y Gerente del Centro de Documentación de TV Cultura de São Paulo. Es autora de varios libros y crónicas.
delgado.luli@gmail.com

de la misma autora

17

Compartir en

    ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!