Gente que Cuenta

La Madera de una orquesta, por Víctor Morles

Cuando identificamos las secciones de una orquesta sinfónica nos encontramos con cuatro divisiones perfectamente definidas: la cuerda, la madera, los metales y la percusión.

En el grupo de la cuerda podemos identificar a los violines, las violas, los violoncellos y los contrabajos. Estos cuatro instrumentos son ejecutados de una manera muy similar. Poseen un cuerpo de madera y cuerdas que son tocadas con un arco. Dicho arco está compuesto básicamente por un trozo de madera que sostiene las cerdas que acarician las cuerdas y producen la vibración necesaria para hacer sonar estos instrumentos.

En los metales podemos encontrar a las trompetas, los cornos, los trombones y la tuba. Estos instrumentos, como su nombre los describe, están fabricados a base de metal. Todos necesitan, como en las cuerdas, un arco, una boquilla. Y dicha boquilla capta el aire que produce la vibración óptima que genera el sonido en estos dispositivos.

La percusión, tal como lo indica su nombre, está compuesta por instrumentos percutivos, tales como el timbal, la marimba, el triángulo, el bombo entre otros más. Estos instrumentos necesitan la ayuda de una baqueta, la cual proporciona el golpe adecuado y oportuno que genera la onda sonora de cada instrumento.

www.atril .press instrumentos de viento madera e1656507717406
La flauta, el oboe, el clarinete y el fagot son instrumentos contratantes entre sí. No sólo por su rango sonoro si no también por su composición y forma de ejecutarse.

Es en la madera donde encontramos la mayor disparidad entre sus miembros. La flauta, el oboe, el clarinete y el fagot son instrumentos contrastantes entre sí. No sólo por su rango sonoro sino también por su composición y forma de ejecutarse. La flauta, comúnmente de metal, se ejecuta de manera trasversa. De ahí su nombre de flauta trasversa. El oboe, al igual que el fagot, pertenece al grupo de las doble cañas. Esto se debe a que la caña o paleta necesitada para producir la vibración sonora del instrumente es doble. Las palas chocan entre sí abriendo y cerrando a una velocidad fantástica, generando así el timbre y la sonoridad en ambos instrumentos. El oboe es el único instrumento cónico de esta familia. El clarinete posee una boquilla con una caña o paleta simple. Y el fagot un tudel de metal que forma parte fundamental a la hora de su emisión sonora. Tomando en consideración su composición y ejecución, estos instrumentos presentan el reto más difícil para producir una sonoridad homogénea como sección. Las cuerdas y el arco, los metales y sus boquillas, la percusión y sus baquetas básicamente se asemejan entre sí. La flauta de metal, el oboe y el fagot con sus dobles cañas, y el clarinete con su boquilla y paleta simple, convierten a los vientos madera en una familia con parentescos lejanos.

Víctor Morles
Músico profesional. Profesor del Conservatorio de música Simón Bolívar. Profesor de la Universidad Experimental de las Artes. Solo Oboe de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar. Coleccionista y vendedor de arte venezolano.
morlesvictor@gmail.com

del mismo autor

    ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

    4