Gente que Cuenta

La maleta, por Leonor Henríquez

La maleta no llegó. Se quedó en un limbo entre Miami y Toronto. Llegué a casa de madrugada, agotada, sólo yo y mi derrotada humanidad. Ese otro paquete complejo y a veces mal amarrado.

Equipaje Atril press
“Al final uno se va de este mundo sin equipaje, sólo el que uno lleva puesto, en el maletín del alma”

Ese otro contenedor que llamamos cuerpo, físico o etéreo, terrenal o astral, pero que igual que las maletas, hay que trasladar de un lado a otro, arrastrar a veces, en carro, en taxi, en tren, en avión, en burro, a pie.

Pero como decimos en mi país “sarna con gusto no pica”.

Cuando uno viaja, sobre todo a ver a los hermanos después de una larga pandemia, se llega con el cuerpo cansado y los bolsillos vacíos, pero el corazón lleno. Con razón dicen que viajar es la única actividad donde uno gasta dinero para ser más rico.

Y todo esto de la maleta, que no llegó, me inspiró esta otra reflexión. Al final uno se va de este mundo sin equipaje, sólo el que uno lleva puesto, en el maletín del alma.

Ese otro recipiente intangible, infinito, mágico, como la cartera de Mary Poppins.

Una maleta llena, a reventar.

De amores, de ternuras, de bondad, de música, de poesía, de arte, de todas esas cosas que son el aliento y alimento del espíritu humano.

También de dolor, ese velo sagrado, ese tejido exquisito, que hay que doblar con cuidado y guardar en un compartimiento especial, a buen resguardo.

Una vez leí que “en un alma vacía no cabe nada, y en un alma llena cabe de todo”.

Mi equipaje está full.

Y mientras permanezca en este planeta, seguiré empacando.

www.atril .press Leonor Henríquez
Leonor Henríquez (Caracas, Venezuela) Ingeniero Civil de profesión
(UCAB 1985).
Escritora y aprendiz de poeta por vocación.
Desde muy joven participó en talleres de escritura creativa en el CELARG, Caracas.
Sus ficciones fueron publicadas en la antología Voces Nuevas (1990-91), y
más adelante su testimonial, Existe la Luz (1995).
De su paso por la ingeniería surgieron sus Cuentos de Oficina (1997), otra manera de ver al mundo corporativo. Entre sus últimas publicaciones se incluyen sus
reflexiones sobre el duelo, Hopecrumb (2020) y “The Adventures of
Chispita” (2021), cuento infantil, una alegoría de la vida en el vientre materno.
Hoy en día comparte sus “meditaciones impulsivas” desde Calgary, Canadá, ciudad donde reside.
leonorcanada@gmail.com

de la misma autora

    ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

    8