Gente que Cuenta

Las maravillas de Lascaux – 5

Desde que se hizo el maravilloso hallazgo de Lascaux, se inició una verdadera caravana de visitantes que para el año de 1950 había llegado a un máximo de 150.000 personas anualmente. La caverna, abierta e iluminada, era una atracción turística de gran valor para el gobierno francés, el cual en su afán de preservar lo más posible las condiciones originales en el interior de las mismas, instaló un complicadísimo sistema de iluminación y aire acondicionado; pero el resultado de estas precauciones fue casi catastrófico…

Captura de Tela 2021 11 27 às 00.09.36
El complejo de cuevas se abrió al público en 1948. Para 1955, el dióxido de carbono, el calor, la humedad y otros contaminantes producidos por 1.200 visitantes por día habían dañado visiblemente las pinturas. La cueva se cerró al público en 1963 para preservar el arte.

 

Captura de Tela 2021 11 26 às 23.18.23 e1637970755929
Es probable que miles de años atrás la entrada de la cueva se haya derrumbado.
El aire continuó circulando, pero con su abertura y la visita humana se comprometió el equilibrio, y se desencadenó lo que vino a llamarse “la enfermedad verde”

 

En 1960, una mancha de algo que parecía un moho verde apareció en la sección denominada el Salón de los Toros, llamada así porque allí aparecen imponentes figuras de estos animales dibujados magistralmente. El moho se fue esparciendo rápidamente y crecimientos similares comenzaron a aparecer en otros sitios. Esta misteriosa “maladie verte” causó tal preocupación al ministro de cultura francés, André Malraux, que nombró una comisión para que salvara a “la capilla sixtina prehistórica” en Lascaux.

 

Captura de Tela 2021 11 27 às 00.16.01 e1637972339324
En 1963, André Malraux, entonces Ministro de Cultura, tomó la decisión de cerrar la gruta parsa protegerla de los daños relacionados, entre otros, al dióxido de carbón.

 

Captura de Tela 2021 11 18 às 22.08.45

 

 

 

 

2

Leave a Reply