Gente que Cuenta

Mi querido enemigo por José Manuel Peláez

Captura de Tela 2022 03 06 às 02.21.20
LS Lowry
Una pelea, 1935

Hace poco se celebró el Día del Amor y la Amistad. No debemos quedarnos atrás y con presteza propongamos que exista el Día Mundial del Enemigo.

Creo que la exaltación de la Amistad y, por ende, de los amigos, no necesita de ningún respaldo extra. Pero ¿por qué no reconocer lo que un buen enemigo puede hacer por nosotros?

Un buen enemigo cumple muchas funciones: la primera de ellas es que nos moviliza como individuos y como sociedad. Tú estás sentado ahí, en un banco del parque, pensando en lo que vas a hacer con tu vida o en lo que has hecho o en lo que ya nunca podrás hacer y, de pronto, encuentras a tu lado a un señor de aspecto inofensivo que elige sentarse exactamente en ese mismo banco a pesar de que, por lo menos, tres de los bancos a la vista están vacíos. A pesar de su amable sonrisa, tú sospechas que este hombre va a ser tu enemigo, y tu sospecha se confirma cuando comienza a alimentar a las palomas con unas semillas que trae en una arrugada bolsa de papel. A los diez minutos estás rodeado de palomas y de los incomprensibles gorgoritos con los que el inocente señor cree que se comunica con las interesadas aves que muy pronto comenzarán a defecar. Muy bien, todo perfecto.

Y así, aquella inercia tuya pensando abstracciones desaparece como si David Copperfield la hubiera abducido con uno de sus espectaculares trucos. Ahora todo tú te galvanizas con un ideal: convencer al señor de que se vaya a otro banco, con sus semillitas, sus silbiditos, sus palomas y la mierda de éstas. Pero como la enemistad es contagiosa, tú te has convertido también en enemigo del señor quien contraataca con una ferocidad inesperada aduciendo eso de que él tiene derecho de hacer lo que hace y que por qué no te vas tú a otro banco. Las voces suben de nivel y, con suerte, atraídos por esta enemistad recién nacida, aparecen partidarios del señor y la mierda de las palomas y partidarios tuyos opuestos a la mierda de las palomas… y también al señor. Con más suerte, de alguno de los bandos, parte un empujón al que responde un manotón seguido de insultos, patadas y kung fu del malo. Policía, periodistas y ya estás en las noticias de la noche.

Captura de Tela 2022 03 06 às 02.27.08
L. S. Lowry
El arresto 1927

Fatalmente algún político apoyará tu postura y ese será el conjuro para que aparezcan los enemigos políticos del primero que te satanicen mientras los otros te elevan a los altares. Y cuando te quieres dar cuenta te has convertido en un personaje de interés: ¿por qué? ¿Porque estabas pensando en el sentido de tu vida?… No te engañes, ese cambio de rumbo, esa energía, esa luz cenital que te saca del anonimato se ha encendido gracias a que encontraste un buen enemigo.

La otra función del enemigo es que podemos culparle de todo: el sistema, los padres, el vecino del 4D serán los responsables de que no trabajes o de que no crezcas o de que los pasillos del edificio estén sucios independientemente de que tú arrojes papeles en el suelo. La enemistad es redentora, te libera de toda culpa y te lleva al paraíso de los inocentes sin pasar por el purgatorio siquiera.

Por eso si no tienes un buen enemigo, debes buscarlo y, si no lo encuentras, debes inventarlo. La derecha inventó a la izquierda (o al revés, es lo mismo) y mira lo bien que les ha ido sin tener que tomar en cuenta a nadie más que a su enemigo. El Día Mundial del Enemigo debería servir de recordatorio de la importancia de la búsqueda y preservación de nuestros queridos enemigos.

Un consejo: Si se te hace difícil la tarea de encontrar a tus mejores enemigos, no pases delante de un espejo ni mucho menos le vayas a preguntar, al mejor estilo de la bruja de Blancanieves: “Espejito, espejito… ¿quién es el enemigo más bonito?” porque los espejos tienen la virtud de decir la verdad sin hablar y quizás no te guste la respuesta.

Y no vayas a creer, como la bruja, que tu enemigo es el espejo.

Captura de Tela 2021 12 03 às 00.33.23
José Manuel Peláez
Profesor universitario de Literatura del Renacimiento y Teatro Contemporáneo. Escritor de ficción para cine, televisión y literatura, especialmente policial. Sus novelas “Por poco lo logro” y “Serpientes en el jardín” se consiguen en Amazon. Ha creado y dirigido Diplomados de Literatura Creativa y de Guión audiovisual en la Universidad Metropolitana de Caracas. Actualmente mantiene un programa de cursos virtuales relacionados siempre con la Narrativa en todas sus formas.
josemanuel.pelaez@gmail.com

del mismo autor

 

19