Gente que Cuenta

Muerte del Hindenburg – 5

Aproximadamente a las 7:25 pm hora local, el Hindenburg estalló en llamas mientras se inclinaba hacia el poste del amarre de la Estación Naval de Lakehurst, New Jersey, el 6 de mayo de 1937.

En ese momento se congeló de la sorpresa, pues vio una pequeña chispa que danzaba por el metal y luego corría hacia la popa. Era tan inesperado lo que observaba que quedó con la boca abierta mirando la aparición y confiando en que esta desaparecería en pocos segundos; pero desgraciadamente no fue así.

Leonard Adelt, escritor alemán que hacía el viaje con su esposa, se encontraba con ella en la ventana presenciando la operación de llegada y en su relación del viaje, narra lo siguiente: “Yo estaba con mi esposa asomado a una ventana de la cubierta superior. Nos distraíamos viendo el bullicio y la actividad bajo nosotros. Dos grupos del personal de aterrizaje del aeródromo habían agarrado los cables que había soltado el dirigible, y halando de ellos, arrastraban la nave hacia uno de los mástiles de amarre.

Repentinamente nos dimos cuenta de que había un profundo silencio. Los motores pararon y parecía que todo el mundo hubiese contenido el aliento. No se escuchaban voces de mando, ni llamadas, ni risas. La gente que veíamos desde nuestra ventana parecía haberse petrificado súbitamente. Yo miré a mi esposa sin poder explicarme que ocurría. A los pocos segundos escuché un leve ruido arriba de donde estábamos; un ruido seco parecido al que hace una botella de gaseosa cuando la destapan. Miré entonces hacia la proa y vi un suave resplandor rosado, como el del sol cuando está a punto de salir. Fue entonces que me di cuenta de que algo muy grave estaba ocurriendo. Nuestra altura en ese momento era de unos 30 metros más o menos, y aceleradamente pensé en lo ridículo que nos veríamos si tratábamos de saltar desde allí, cuando a lo mejor no estaba ocurriendo nada. Pero esa duda se disipó en un instante, pues me di cuenta de que la nave estaba ardiendo”.

Tanto los Estados Unidos como Alemania iniciaron investigaciones oficiales sobre lo ocurrido, pero nunca llegaron a conclusiones definitivas.

 

Leave a Reply