Gente que Cuenta

No te apures – Lucy Gómez

Captura de Tela 2022 01 22 às 16.45.54 e1642869994621
¿Cuál es el objetivo de esta guerra contra nosotros mismos?

Estoy convencida de que apurarse a hacer algo, hacerlo más rápido, planear como terminar una tarea en cinco minutos o algo por el estilo, no sirve absolutamente para nada.

El otro día oí en el teléfono ruidoso de alguien cercano una especie de explicación apurada de como hacer unos bollitos dulces. Como no entendía el apuro pregunté y resulta que era alguien en Tik Tok y sólo  podía tardarse en contar algo un minuto. (Ahora se puede en tres).

Pero ¿cuál es la idea de enseñar a hacer bollitos o lo que sea en 60 segundos?  ¿Que el otro lo entienda?  Si no lo hace a la primera, tienes que explicarle más y se te fueron los segundos.

Se universalizan retos, se ponen de moda los programas en donde la idea principal es comerse hamburguesas grasosas que cubren una mesa entera más rápido que los demás.

Lo peor del reto es que después te queda la fama: de devorador de hamburguesas o del mejor cocinero de bollitos en un minuto. No sé si sirva mucho a lo largo de la vida, ni si ese recuerdo en el mejor o en el peor de los casos te persiga hasta el final.

Y después está el otro tipo de apuro, salir corriendo a hacer algo para lo que vas atrasado. Se libra una batalla a muerte contra el tiempo mientras van apareciendo   como por arte de magia más cosas sucias, desordenadas, mal puestas o mal pensadas que te obstruyen el paso y por supuesto, te retardan.

¿Cuál es el objetivo de esta guerra contra nosotros mismos?

Lo mejor es hacer las cosas ni rápido ni despacio sino con conciencia. Es como si vieras lo que hay que hacer por primera vez. Entonces ves los sucios que no tendrás que volver a repasar. No tendrás que volver a corregir la puntuación de un texto, porque la primera vez respiraste con él.  Hay que leerse bien las instrucciones y comenzar por la número uno, no hay que dejarse llevar por la impaciencia y por el venenoso runrún ambiental, esos “apúrate”, “llegamos tarde” o aquellos comentarios insidiosos que  bajo sonrisitas presuponen que a ti, hacer las cosas perfectas no se te da.

La mirada cercana a lo que hay que hacer es un ejercicio duro, porque hay que poner toda la intención y la voluntad en pequeñas cosas, pero es lo único que te garantiza que no pierdas el tiempo, ni que quedes enredado en las vecindades de lo posible. Contigo como único juez.

Entonces hasta los frágiles límites temporales, las convenciones, las imposiciones, tomarán su verdadero color y harás las cosas venciendo el estereotipo de lo impuesto.

Además, hay que aceptar hacer sólo lo que uno puede y quiere. No lo que otros creen que debes hacer, no lo que hace todo el mundo. Es muy rara la gente cuidadosa y consciente, que no se deja llevar por los miedos y los prejuicios. Hablar rápido, actuar rápido no es sinónimo de inteligencia. Hacerlo coherentemente y actuar sin errores, sí.

IMG 9273
Lucy Gómez Periodista, egresada de la Universidad Central de Venezuela. Fue jefe de redacción y de la sección política, de varios diarios de Caracas y Valencia, durante más de veinte años.
es experta en el cultivo de huertos de hortalizas y flores.
lucygomezpontiluis@gmail.com

de la misma autora

    ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

    7