Gente que Cuenta

The way we were – Luli Delgado

Robert Redford y Paul Newman en
“Butch Cassidy & the Sundance Kid”, 1969

La primera película que vi donde los “malos” eran los protagonistas, fue Butch Cassidy and the Sundance Kid, por allá por 1969. Robert Redford y Paul Newman, robaban bancos, se caían a tiros con la autoridad y compartían la misma novia.  Y de paso eran simpatiquísimos y capaces de salirse con la suya. Poco más o menos que escandaloso, pero la disfrutamos mucho.

La dupla apareció de nuevo en 1973, con el más inolvidable todavía El golpe, enmarcado en plena depresión, y con una trama, que si no le ponías cuidado no entendías, porque era sobre apuestas paralelas con carreras de caballos.

El tema musical terminó sirviendo para los servicios de espera telefónica, pero en su época marcó furor.

Y así nos fuimos acostumbrando a ver en la pantalla a Robert Redford, quien además de buenmocísimo tenía una sonrisa capaz de cortar el hipo. Creo que todas caímos a sus pies.

Ese mismo año compartió con Barbra Streisand The way we were, una historia de amor de final infeliz donde no llorar a mares era imposible.

Robert Retford era el antigalán: ni era el buen muchacho de la película, ni terminaba besando a la chica en la escena final,

Robert Redford era el anti galán: ni era el buen muchacho de la película, ni besaba a la chica en la escena final

 

pero era simplemente maravilloso. Al año siguiente volvió con El gran Gatsby, otro peliculón. Su nombre ya era garantía de buen cine y tras Todos los hombres del presidente, basado en el escándalo de Watergate y compartiendo el estrellato nada menos que con Dustin Hoffman, se consagró defitivamente en el séptimo arte.

Hasta ahí teníamos un actor maravilloso, simpático, bello de morir pero sin darse por enterado de que era bello de morir, lo cual lo hacía aún más atractivo, cuando de repente se nos apareció esta vez de director en Ordinary People, la historia de un conflicto de familia duro de roer, pero no por ello menos atractivo.

Ya no como actor sino como director, en 1978 dio el paso como socio fundador en la creación del Sundance Film Festival, un festival de cine independiente, tanto de ficción como documental, que ha catapultado producciones de bajo presupuesto y directores poco conocidos.

Robert Redford llegó para dejar huella en la historia del cine, al que ha dedicado sus mejores años y su gran talento, y al que esta semana le deseamos de todo corazón un feliz cumpleaños número 85. Que sean muchos más.

Luli Delgado es periodista venezolana, Mestre en Artes de Cinema e Vídeo – por The American University, Washington, DC.
Fue Directora Ejecutiva de la Fundación Andrés Mata de El Universal de Caracas, e Gerente del Centro de Documentación de TV Cultura de São Paulo. Es autora de varios libros y crónicas.
delgado.luli@gmail.com

de la misma autora

11

Leave a Reply