Gente que Cuenta

Arte, moda y gente bella en Milano – María Rosa Rullo

Leonardo Da Vinci
Detalle de ¨La ùltima cena”
1498

 

ler em português

Visitar Milano en cualquier época del año es siempre una experiencia que alegra la vista. Sus calles están llenas de arte y moda en todas sus expresiones, bien sea plasmada en sus monumentos o en sus tiendas, cuyas vitrinas son observadas con la misma minuciosidad que las obras de un museo.

Milano está ubicada en el norte de Italia y es considerada la capital  económica, industrial y de la moda. Es la tierra de las famosas familias Visconti y  Sforza, que además de ser sanguinarias, dieron grandes aportes al arte durante el período del renacimiento.

He aterrizado infinidad de veces en sus dos aeropuertos, Linate y Malpensa, pero nunca he tenido la oportunidad de pasar varios días en la ciudad. Sólo dos veces he estado un día entero.

La primera vez quedé de encontrarme con mi prima en la estación de tren Milano Centrale, donde predominan los estilos Art Nouveau y Art Decó. Ella vive en Génova y yo venía de Roma.

Nos dedicamos a pasear por las dos calles más importantes de la alta moda, Via Montenapoleone y Via della Spiga. Luego fuimos hacia la Piazza del Duomo, desde donde pude apreciar la famosa catedral gótica y la Galleria Vittorio Emmanuele II.

En Milano el ritual del aperitivo es sagrado. Por supuesto, no podíamos obviarlo y antes de partir hacia Génova, nos tomamos un riquísimo Campari.

Con mi segunda experiencia en Milano traté de ser un poco más cultural. Esta vez fui sola y me encontré en Piazza del Duomo con un amigo. Atravesamos la Galleria y desembocamos en el Teatro Alla Scala y la plaza dedicada a Leonardo Da Vinci.

Seguimos caminando hasta llegar a Brera, zona bohemia, llena de artistas y de pequeños cafés. Como era verano y mediodía nos refugiamos del calor en un restaurante. Decir refugiarnos del calor en Italia es una quimera. Ningún local público tiene un aire acondicionado que realmente enfríe.

Como el almuerzo se prolongó no pude ver varios sitios de interés que tenía en mi lista: la basílica de Sant’Ambrogio, patrono de Milano; el castillo Sforzesco y la iglesia Santa María delle Grazie, donde se encuentra la famosa Última Cena.

Milano, ¡tengo que regresar a descubrirte de verdad!

María Rosa Rullo Ubaldi

María Rosa Rullo

Pensé que iba a trabajar siempre en un periódico y las vueltas de la vida me llevaron por otros rumbos luego de 23 años en El Universal. Ahora teletrabajo en emprendimientos de alimentación en Costa Rica, ocupándome de las comunicaciones. También me gusta ayudar, por eso dirijo la Fundación Project Junior Inc. www.projectjunior.org

mrulloubaldi@gmail.com

Leave a Reply