Gente que Cuenta

En promedio me da igual – Victorino Muñoz

Captura de Tela 2022 01 22 às 17.26.50
No puedo decir, por ejemplo, hoy te quiero un 33% más que ayer
Golondrina, Amor
Joan Miro
1934

Según dicen, un profesional de la estadística es una persona que, si tuviera los pies en un cubo de hielo y la cabeza en un horno a 350° F, diría: “en promedio me siento bien”. Una persona sensata, en cambio, diría: “me está hirviendo la cabeza y los pies los tengo tan helados que no los siento”, en el supuesto caso de que pudiera hablar. Por lo tanto, los que estudian estadística carecen de sentido común o deben dejar el sentido común de lado para poder trabajar.

Es que la estadística dice una parte de la verdad pero la otra la oculta, la solapa, la ignora o la soslaya o le da igual. De allí que los políticos sean tan amantes de las cifras. Y cuando hablan de algo en términos porcentuales, se enfocan en el lado de la cuestión que les favorece: “con este programa logramos una cobertura del 67%”. Esta es una forma de reconocer, pero no de admitir, que fracasaron en la tercera parte de los casos (un porcentaje significativo que seguramente consideran insignificante).

A los narradores deportivos les he escuchado decir que las estadísticas en el deporte son como los bikinis: revelan todo excepto lo más importante. También dicen que sirven lo mismo que un poste a un borracho: más como punto de apoyo que como fuente de iluminación.

Si un bateador da, en promedio, un hit cada cuatro turnos, ¿cómo sabemos lo que va a suceder justo en este turno? Tenemos que esperar que suceda lo que vaya a suceder. Así que daba igual si conocíamos o no sus estadísticas. Tal vez esas cifras están allí para que los narradores deportivos tengan algo que decir entre un lanzamiento y otro.

A mí las estadísticas me sirven solo para hablar de las cosas que no me parecen importantes; o en realidad no me sirven, porque yo pienso que hablo de cosas importantes. No puedo decir, por ejemplo, hoy te quiero un 33% más que ayer, Calvino es 125% superior a Eco, los casados y con perros somos 18% más felices: afirmaciones tan fatuas como poco inteligibles; al igual que todas las demás que involucren el uso de la estadística.

Creo que la mejor definición de esta ciencia inexacta fue la que dio George Bernard Shaw: “La estadística es una ciencia que demuestra que si mi vecino tiene dos coches y yo ninguno, los dos tenemos uno”. Borges hubiera podido decir que las estadísticas también son una rama de la literatura fantástica.

Captura de Tela 2021 07 22 às 18.22.55
Victorino Muñoz
valenciano, autor de Olímpicos e integrados, ganador del Concurso de Narrativa Salvador Garmendia del año 2012 y Página Roja, publicado en la colección Orlando Araujo en el año 2017.
Foto Geczain Tovar

del mismo autor

 

    ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

    3