Gente que Cuenta

Likes and views – Felipe González Roa  

Los medios de comunicación son la plaza pública de la contemporaneidad, y en esta contemporaneidad resalta internet. Internet es hoy el nuevo espacio público, el lugar donde (casi) todo el globo se reúne para compartir ideas y debatir, pero también para sólo satisfacer el ánimo lúdico y vanidoso.

Dice la teoría que en el espacio público se da el debate que forma opinión pública, la cual, si nace a partir de una discusión ciudadana libre y plural, puede emerger como una fuerza democrática que controla el poder. ¿Cuál es el debate que se pueda dar hoy en internet?

Una revisión de las estadísticas disponibles permite hacerse una primera idea. Al cierre del 2020 en Twitter, red social con más de 320 millones de usuarios activos mensualmente, la cuenta más seguida es la de un político (Barak Obama), pero ninguna más figura entre las más destacadas. Al contrario, solo aparecen personalidades vinculadas con el mundo del entretenimiento: Justin Bieber, Katy Perry, Rihana, Cristiano Ronaldo, Taylor Swift, Lady Gaga, Ariana Grande, Ellen De Generes y Youtube completan el top-10.

Para ubicar un medio de comunicación tradicional había que llegar al puesto 15 (CNN Breaking News). El primer periódico aparece en el lugar 25 (The New York Times).

Instagram, con cerca de 1.200 millones de usuarios, no tiene ningún político entre las cuentas con más seguidores. Al contrario, el ranking también es copado por figuras del espectáculo: Cristiano Ronaldo, Dwayne Johnson, Ariana Grande, Kylie Jenner, Selena Gómez, Kim Kardashian, Lionel Messi, Beyoncé y Justin Bieber lideran la lista. Ningún tradicional medio de comunicación informativo se ubica entre los primeros 100.

Youtube supera los 2 mil millones de usuarios, quienes en su gran mayoría prefieren también canales de entretenimiento. Así los primeros 10 lugares son ocupados por T-Series, Youtube Movies, Music, Cocomelon-Nursery Rhymes, PewDiePie, SET India, Gaming, Kids Diana Show, WWE y Sports. Ningún medio de comunicación tradicional aparece entre los 100 primeros, mientras que News, canal de noticias oficial de Youtube, se sitúa en el sitio 64.

Naturalmente no puede tildarse de malo el deseo por entretenerse y divertirse. No puede tampoco afirmarse que los medios de comunicación tradicionales (radio, televisión, ni siquiera los periódicos) hayan estado colmados de contenidos caracterizados por su profundidad y complejidad, pero el debate que forma opinión pública queda fuertemente condicionado cuando el espacio público (en este caso las plataformas que ofrece internet) parece no estar diseñado para incentivar la discusión, sino para mera evasión o, cuando mucho, un diálogo de sordos. ¿Puede en ese espacio nacer y fortalecerse la democracia?

El espacio público debe ser un lugar de encuentro. Esto no significa que deba estar exento de polémica. Al contrario, la disparidad de las ideas enriquece el debate y fortalece la democracia. Por supuesto, esto sólo si realmente se tiene vocación democrática, deseo de, junto con el otro, buscar las soluciones a los problemas sin el interés por imponer puntos de vista particular.

Pero pareciera que en el fragmentado espacio público que nace a partir de internet se impone el pecado del siglo XXI: la vanidad. Solo importa ser notorio, destacar, cualquiera sea el motivo. Mientras más likes and views se acumulan más se alimenta al amor propio. Parece importar poco.

Felipe González Roa es periodista, con 17 años de experiencia en la cobertura de la fuente judicial y de derechos humanos. Escribió para periódicos como El Universal, Notitarde de Carabobo y El Tiempo de Puerto La Cruz. Es especialista en Opinión Pública y Comunicación Política, y actualmente es director de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Monteávila
Jfelipegr@gmail.com

del mismo autor

 

8

Leave a Reply