News That Matters

59c

Posidonia, la selva del mar, por Lucy Gómez
59c, Lucy Gómez

Posidonia, la selva del mar, por Lucy Gómez

Había una vez unas plantas en las orillas del Mediterráneo, ese mar donde vivo ahora. Se diferenciaban de las demás en que aguantaban el agua salada, y a lo largo miles de años, se extendieron y prosperaron.Les iba tan bien que se mudaron definitivamente de la tierra al mar.Y ahí siguen. Parecen unas inmensas cintas cimbreantes en el agua, desde la superficie hasta cuarenta metros de profundidad. Tienen todo lo que una planta terrestre posee para poder subsistir: hace la fotosíntesis, tiene raíces, hojas y flores, unas espigas que producen frutos flotantes, las olivas de mar. Son un caso excepcional. No existen en ningún otro océano.No sólo refugian a mil especies animales y alrededor de cuatrocientas vegetales, sino que atrapan más Co2 que la selva del Amazonas. Ocupan 34.000 kilómetros c...
Carmela dixit, por Carmela Bentivenga
59c, carmela dixit

Carmela dixit, por Carmela Bentivenga

Download A ver, a ver, ¿Qué quiere decir… Repentizar: Repetir hasta aprendértelo Improvisar con rapidez Arrepentirte de lo que dijiste Lambdacismo: Pronunciar como “l” la letra “r” Bailar lambada Anglicismo que significa miedo a las ovejas Colodrillo: Reptil en extinción Olvido involuntario Parte de atrás de la nuca Recazo: Parte del cuchillo opuesta al filo Cazuela usada para hornear Mandíbula de algunos animales Luquete: Trampa para cazar animales pequeños Rueda de naranja o limón Mástil de algunas embarcaciones Quiero patrocinar
La última noche del Santa Carmelina, por Alejandro Moreno
59c, José Alejandro Moreno Guevara

La última noche del Santa Carmelina, por Alejandro Moreno

 El Santa Carmelina no había surcado el mar tan serenamente como aquella noche. Juan Aníbal Sayago, su capitán, no hubiera querido que su barco se volviera un nido de astillas, aceite y sangre, pero así son las cosas del mar.El capitán Sayago, con un vaso de ron en su mano, y haciendo honor a uno de los lugares comunes de la vida en el mar, predicaba en la cubierta del barco. Se deshacían en la brisa marina las palabras de su discurso. Nadie sabía exactamente quien había asesinado a aquel hombre. Un cadáver en alta mar, y eso todo el mundo lo sabe, hace que el barco se ponga muy pesado. En el mar todo suele ser más lento y doloroso.El cadáver de Trino Bilbao y era feo decirlo, tenía un rictus que uno podía decir que era hasta ridículo. Como si su última mueca antes de morir hubiera sido la...
La mata de mango, por Leonor Henríquez
59c, Leonor Henríquez

La mata de mango, por Leonor Henríquez

En el jardín de la casa de mi mamá, en el maravilloso Valle de Caracas, había una mata de mango que cada año floreaba y se cimbraba de frutos. El jardín parecía una alfombra de mangos verdes, rosados y amarillos. Los loros y turpiales, nuestro pájaro nacional, venían a comer de ese manjar. Mi mamá hacia jalea de mango, batido de mango, ensalada de mango, pero eran tantos, que ponía una caja al frente de la casa para que se los llevara algún alma necesitada. Hoy pensé que quisiera ser como una mata de mango, esa que ofrece su abundancia de tanta felicidad atesorada, sin más ambición que compartir. Un árbol satisfecho y feliz. Quisiera…. Pero a veces, y no es negociable, llegan esas circunstancias que César Vallejo mencionaba en sus Heraldos Negros: “Hay golpes en la vi...