News That Matters

15a

Sangre en la oscuridad – Milagros Socorro
Milagros Socorro, 15a

Sangre en la oscuridad – Milagros Socorro

Un gato venía, por lo general, a subir el volumen de mi terror. Después, mucho después, me enteraría de que su aullido no obedecía a la contemplación de los mismos espectros que a mí me hacían temblar bajo las sábanas. Pero en esa época estaba convencida de que las noches eran el país de las criaturas espantosas, las que vagaban en medio de grandes sufrimientos y, sobre todo, hondos misterios. La cabecera de mi cama quedaba bajo la ventana y frente al espejo. De manera que podía ver, reflejadas en la luna de la peinadora, las ramas del tamarindo barriendo los vidrios del ventanal como brazos que arañaban la salvación. Y cuando aquella visión estaba a punto de petrificarme, venía el gato –más bien, caía- y lanzaba un gemido largo, ríspido, a la vez filoso y embotado como una navaja oxidada…...
Consejos de mayores – Luli Delgado
Luli Delgado, 15a

Consejos de mayores – Luli Delgado

Decía mi mamá que siendo una niña, su tío Carlos, al reprenderla por haber dicho una inconveniencia, le había enfatizado categórico: “mijita, si no tiene nada agradable qué decir, cállese la boca”. Fue así como ella aprendió a morderse la lengua, y más adelante trató de enseñarnos a mordérnosla a nosotros. Digo trató, porque a veces las inconveniencias se salen sin darnos cuenta, o peor, dándonos cuenta, pero sin que nos importe, lo que las hace aún más venenosas. En fin. Otra señora, a quien conocí poco, aseguraba que a Dios se le había pasado por alto el décimo primer mandamiento: “No estorbarás”. Sabia señora, porque la verdad es que el que estorba poco siempre es bienvenido. Aprender el sutil arte de no estorbar, aunque supremamente difícil, marca una diferencia signifi...
El único hombre de mi vida – Lucy Gómez
Lucy Gómez, 15a

El único hombre de mi vida – Lucy Gómez

Hay frases que se ponen viejísimas de repente. Una de ellas es “el único hombre de mi vida". Les confieso que cuando todavía leía novelas de Corín Tellado en Vanidades, antes de los dieciocho años, creía que era posible que en alguna parte hubiese uno para mí. Aunque no fuese una de esas muchachas que con una sola mirada volvían loco a cualquiera y que vivían en un mundo diferentísimo al mío, donde la gente en vez de trabajar y estudiar como locos se la pasaba pensando y cuadrando  pasiones, encuentros, intrigas y dramones.  ‘En las telenovelas, ¿no se han fijado en que la gente nunca trabaja? Todo el tiempo se les va en preocuparse, llorar, chismear, besarse, etc. Pero trabajar, nada. Como a mí me pasaron las cosas de manera diferente, creí varias veces que había encontrado al ú...
Sahumerios – José Pulido
José Pulido, 15a

Sahumerios – José Pulido

La señora joven que vende sahumerios fragantes deambula entre las mesas del bulevar ofreciendo sus palitos. Carga uno encendido para que la gente sienta la virtud del producto. Ese huele a fresa. Hay los que exhalan una combinación de algo que parece orina con canela. La señora joven tiene buena apariencia. Debe ganar muy poco con ese comercio. Podría estar trabajando en una fábrica, una oficina, una tienda o en un restaurante, pero conseguir trabajo no es fácil. Los hombres la escudriñan, pasan sus ojos por las caderas, por los senos. Ella permanece seria, tratando de sobrevivir con los sahumerios. Afincada en sus derechos de ser humano. De una persona que tiene un cuerpo para respirar, caminar, dormir, viajar, trabajar, vivir. No es un cuerpo para ser usado por otros como una cosa...
Funchal, Caracas y el Béisbol – Luis Alfonzo
Luis Alfonzo, 15a

Funchal, Caracas y el Béisbol – Luis Alfonzo

Regresando a Caracas de un viaje de trabajo, tome un taxi y al apenas subir, me percaté de un banderín del equipo de béisbol mas popular de Venezuela, mi pasión, los Navegantes del Magallanes. Ello sirvió de excusa para iniciar la plática con el chofer, quien resultó para mi sorpresa, un portugués, madeirense, como la mayoría de la numerosa inmigración portuguesa, que llegó al país a mediados del siglo pasado. Desde temprano en la vida, me acostumbré a la presencia de lusitanos en mi entorno, tan populares y omnipresentes, formando parte de nuestro paisaje poblacional, especialmente en el ramo del comercio, el portugués del abasto, de la panadería, del mercado de hortalizas, de la arepera o el bar de la esquina. Asimismo, los afiches que mostraban a Eusebio y a los equipos de ...
Esferográfica, Birome e Bic – Roberto Managau
Roberto Managau, 15a

Esferográfica, Birome e Bic – Roberto Managau

Durante a Segunda Guerra, muitas anotações eram feitas pelas tripulações de aeronaves militares durante os inúmeros voos realizados naquela época. Como as cabines não eram pressurizadas, o frio era insuportável e a tinta nas canetas até congelava. Os jovens com mais de 70 anos devem se lembrar do lápis-tinta, aquele que se molhava na língua deixando-a roxa, mas com o percurso dos voos, e com o chocalho dos aviões em ação, as pontas dos lápis quebravam. Para resolver esse problema, estava o húngaro Lászlo Biró, de profissão jornalista, que emigrou para a Argentina no início da guerra, mas não antes de patentear sua invenção em Paris em 1939. Acostumado a escrever e desencantado com canetas de tinta, Biró desembrulhou a esferográfica, bolígrafo ou "birome", como é conhecida no Urug...