News That Matters

26b

Saia da Zona de Desconforto – Fabiana Louro
26b, Fabiana Louro

Saia da Zona de Desconforto – Fabiana Louro

leer en español É comum ouvirmos por todos os lados a expressão “Saia da sua Zona de Conforto”. Vejo essa expressão sendo dita nos meios de comunicação por coaches, espiritualistas, jovens místicos, empreendedores, empresários, influencers digitais, pseudocientistas, bilionários, artistas ricos e midiáticos. O problema é que não são somente pessoas com notoriedade que dizem isso (eles têm um motivo financeiros por trás), mas meus amigos e amigas, aqueles sem muito alcance, já internalizaram esse conceito. O corporativismo se apropriou dessa expressão para fazer com que seus empregados se sintam culpados em se contentar com o trabalho para o qual foram contratados. Se contentar com o trabalho no qual você tem competência para fazer? Antes era normal, hoje é motivo de vergonha. Esta...
La vida ajena – Lucy Gómez
26b, Lucy Gómez

La vida ajena – Lucy Gómez

En este mundo andamos pendientes de los demás.  Llevamos a todas partes unos aparatos donde nos enteramos no solamente de lo que les pasa, que era para lo que en principio fueron hechos, con la finalidad de sustituir en rapidez e inmediatez a la palabra impresa, sino también de lo que piensan y opinan en todo, aunque no sepan de eso o sean asuntos íntimos. Valoramos la reacción inmediata y uniforme, la intensidad, la frecuencia y el pensamiento sobre cualquier cosa, desde el vestido que alguien llevó a una gala, a las relaciones maritales de una actriz o de una reina, las interioridades de un gabinete de gobierno o de un tribunal.  Los consensos se construyen en minutos y devienen en normas o métodos de obligatorio cumplimiento, afectando a todos, inclusive a personas no vinculadas a las r...
Pepito: un caimán en el Cabriales – Victorino Muñoz
26b, Rafael Victorino Muñoz

Pepito: un caimán en el Cabriales – Victorino Muñoz

Varias veces lo vi, en una pequeña playa del río Cabriales, cerca de un pozo profundo que se forma al pie de un mijao, en la entrada sur del Parque de los muchos nombres, donde voy a correr casi todos los días: lo llaman Negra Hipólita, Fernando Peñalver y también Juan Cuchara. No era un animal pequeño, de esos que llaman babas; era un caimán de más de tres metros de largo, desde la punta de la cola hasta la boca, que se mostraba abierta, amenazante y erizada de colmillos. No, no me acerqué a medir; simplemente me he conformado con saber este dato de otras fuentes (y no lo iba a poner en duda sólo por necedad). Pepito lo llamaron y tenía su tiempo allí, alimentándose presumiblemente de los otros animales que conforman la fauna del parque: esos roedores comúnmente apodados picures...
Un cuento de navidad – Álvaro Ríos
26b, Álvaro Ríos

Un cuento de navidad – Álvaro Ríos

Aquella mañana era Navidad y me sentía solo como una pluma en el desierto. Mientras preparaba café escuché un cornetazo. Salí a la calle y observé al Tarro haciendo señas para que me acercara al auto. "Te invitó a Valera", dijo. "Pero eso queda a tres horas", señalé. "¿Acaso piensas que te llevaré en el lomo? Además, será mejor que permanecer solitario haciendo nada… Ve y busca una muda. Te espero". Y yo, que todo lo pienso, esa no la pensé, así que nos fuimos y a medio día ya avanzábamos por la calle que nos llevaría a la posada. Por la noche la pasamos de lo lindo en casa de una de sus amigas. Durante la velada habló como loro. Cuando alguien me dirigía la palabra y preguntaba algo él respondía por mí. Su actitud me tenía irritado; sin embargo, y como ya descorchábamos la se...
El dueño de las estrellas – Alejandro Moreno
26b, José Alejandro Moreno Guevara

El dueño de las estrellas – Alejandro Moreno

Habían sido dos noches enteras sin poder dormir. Cobró sus reales y siguió su camino. Sigue pensando que su insomnio es algo dulce que no le pesa. Más bien le da miedo sentirse tan vivaz a pesar de que el último mes probablemente sólo ha dormido completo dos noches. Llega a su casa y vuelve a revisar en Google los efectos del insomnio prolongado. Vuelve a sentir miedo. Nada de eso, que ha visto tanto en los videos de YouTube donde neurólogos explican las consecuencias del insomnio como lo que ha leído en los pdf de las ponencias sobre el tema, coincide con lo que su cuerpo experimenta. Ya de algún modo se cuestionaba su propia realidad. Se sentía vivo y poderoso, y aunque a veces el miedo llegaba, como un perro ladrando en un camino oscuro, se sentía también dueño de las estrella...
Ele quem? – Alfredo Behrens
26b, Alfredo Behrens

Ele quem? – Alfredo Behrens

ler em espanhol Uma vez em São Paulo, andando em pé num desses ónibus que sacolejam muito, e do lado de uma jovem bonita que deixou cair algo, ele teve de pedir à moça que fosse ela quem recolhesse o que caiu porque se ele tentasse tal vez ela tivesse de levantar ele do chão também! Ele acha que esse foi o início da tomada de consciência de que já não era mais o mesmo.  Que esse era o início do fim dele. Continuou combativo quando achava que era necessário, soberbo as vezes. Mas com o passar do tempo começou a perceber que já não conseguia ler antes que os outros o destino dos ônibus na paragem, e passou a usar óculos. Mas também passou a achar que a água do chuveiro demorava mais tempo para aquecer, e para isso não tinha prótese. Quando ouviu que havia um vírus que tirava o olfato e...