News That Matters

23b

Mirar más allá del ombligo –  Felipe González Roa
23b, Felipe González Roa

Mirar más allá del ombligo –  Felipe González Roa

“Lo que podríamos estar presenciando no sólo es el fin de la guerra fría, o la culminación de un período específico de la historia de posguerra, sino el fin de la historia humana como tal: esto es, el punto final de la evolución ideológica de la humanidad y la universalización de la democracia liberal occidental como la forma final de gobierno humano”.De esta forma, hace ya 32 años, en un ensayo aparecido en la revista The National Interest, el politólogo estadounidense Francis Fukuyama planteaba lo que en ese momento parecía una provocadora tesis, la cual profundizó y desarrolló con más detalle en 1992, con la publicación del libro El fin de la historia y el último hombre.Por supuesto, hay que situar en su contexto la argumentación expuesta por el pensador. Se sentían los vientos del camb...
Fabergé, un nombre vinculado a la realeza – Mayte Navarro
23b, Mayte Navarro

Fabergé, un nombre vinculado a la realeza – Mayte Navarro

Fabergé en Londres: Romance a la Revolución es el título de la exposición que estará abierta  hasta mayo de 2022 en el Museo Victoria y Alberto de Londres. Además de los famosos huevos que el joyero creó para la familia imperial rusa también figuran otras piezas que son un claro ejemplo de su alto nivel como artesano.Si el éxito de este hombre en la corte rusa es indudable, éstos no fueron los únicos monarcas que estuvieron encantados con su obra. La casa real británica también se sintió atraída por estas joyas y la sociedad británica no se quedó atrás, tal es así que Faberge abrió una sucursal en Londres.En esta oportunidad, el público podrá admirar algunos de sus legendarios huevos de Pascua. Cabe recordar que estas piezas las diseñaba para el Zar Nicolás que optó como costumbre regalárs...
Mandarina del Carmen – Soledad Morillo Belloso
23b, Soledad Morillo

Mandarina del Carmen – Soledad Morillo Belloso

Yadira quería parir un 16 de julio, como ofrenda a la virgencita. “Si es varón, ojalá me salga con vocación religiosa. Si es niña, que le guste hacer flanes”, decía. Despuntando aquel 16 de julio, rompió fuentes. En el ambulatorio a nadie sorprendió verla en pleno afán de parto. Feliciana la partera asistió al doctor, un muchacho recién graduado de la Vargas. A la hora se escuchó el llanto de una hermosa niña. “¿Y cómo le vas a poner?”, preguntó Feliciana. “Mandarina del Carmen”. Al crecer, Mandarina se hizo diestra en hacer flan de mandarina. Pero pasó que un año llovió cuando no tocaba y se arruinó la cosecha. Mandarina del Carmen  estaba ese año en Guatire, estudiando para maestra. Cuando supo lo que pasaba, averiguó de una iglesia para ir a rezarle a la Virgen del Carme...
Cundeamor – José Pulido
23b, José Pulido

Cundeamor – José Pulido

Cuando yo cursaba los doce años de edad, mi hermana y sus amigas eran unas señoritas de dieciocho que alimentaban sus ilusiones primordiales leyendo las novelas de amor escritas por Corín Tellado. Ellas dialogaban dentro de sus particulares burbujas, hechas de murmullos y suspiros, que a veces rompían con carcajadas  de vidrio.Trataban de ignorar mi presencia. Siempre se fastidiaban cuando me entrometía haciendo preguntas que ellas consideraban ajenas al romance, como por ejemplo:-¿Por qué el cundeamor se llama cundeamor?Alguna respondía, fiándome una ración de futura paciencia materna:-Porque se multiplica, es una enredadera que crece sola y satura los follajes: cunde como el amor.-¿El amor cunde? Yo no veo que el amor cunda…-replicaba en mi rol de entrometido y mi actitud constituía una ...
A las carteras  – Lucy Gómez
23b, Lucy Gómez

A las carteras – Lucy Gómez

Las carteras son como nosotras. En la escuela, mi madre, que me veía desordenada y distraída, metió en mi cartera, que era una especie de baúl de paja donde cabía una inmensidad de cuadernos, libros y lápices, un reloj despertador de esos redondos con minutero, segundero y una alarma ruidosísima para que no me olvidara de mis deberes escolares. Cómo será el trauma que no me acuerdo aún hoy de nada de lo que tenía que hacer en esas horas. Una inmensa niebla las cubre.Luego de pelearme en la adolescencia con unos bolsos horrendos de  cuero  y algún bulto pesadísimo, heredados de alguna prima, salté a la universidad y  a  las carteras de cuero  mini,  luego a otras más  grandes para mí elegantísimas, hasta caer en las de innumerables colores, formas y bolsillos que han sido las que de verdad ...
Ramón – Alejandro Moreno
23b, José Alejandro Moreno Guevara

Ramón – Alejandro Moreno

La carretera está suficientemente lejos como para pensarlo dos veces antes de tener que ir y volver sin ningún motivo que valga la pena. Sin embargo, Ramón recorre ese trecho con una felicidad de pajarito. Le gusta sentirse poderoso en aquel camino angosto lleno de trinitarias y matas de mango. Ha buscado agua desde la toma que está en la carretera hasta su rancho desde que tiene uso de razón hasta los treinta años que acaba de cumplir hace un par de meses. Sólo dos veces en su vida no ha podido hacer ese recorrido diario: una vez que estuvo enfermo y cuando murió su abuela Lucrecia. De resto esa ha sido su vida. Ramón ha sido inmensamente feliz y su precariedad y su estrechez material no ha sido si no otra cosa que detalles de una vida plena y vibrante. Las trinitarias del camino n...