News That Matters

11 a

Morenita y delgada   –  Roberto Giusti
Roberto Giusti, 11 a

Morenita y delgada – Roberto Giusti

Morenita y delgada es la arepa que aparece en las cocinas de las casas del páramo venezolano a la hora del desayuno. Y es así porque a diferencia de su hermana blanquita, ésta se elabora con harina integral proveniente del trigo y no del maíz.Se trata, entonces, de una tradición que ya existía antes de la llegada de los españoles, y cuya elaboración hasta el día de hoy se ha conservado intacta.…el ingeniero Luis Caballero Mejías, logró reducir al mínimo su proceso de preparación y llevarla al estado precocido que conocemos hoy.Así, mientras en las montañas andinas la tierra se prestaba para la siembra del trigo, en las cercanías del Caribe, los temibles indios de la tribu de los Cumanagotos, llamaron “Erepa” (se ignora el origen de la palabra) al curioso bocadillo redondo y panzón con el q...
Mi procesión ahora es por fuera – Luli Delgado
Luli Delgado, 11 a

Mi procesión ahora es por fuera – Luli Delgado

Desde que me volví “señorita” y durante muchos años, mi peso era perfecto y, modestia aparte, tenía una buena silueta. No porque me cuidara mucho, para mí no existía una relación directa entre lo que se come y lo que uno pesa, y desordenadísima comía cualquier cosa a cualquier hora.Dos meses después del nacimiento de Ceci, ya entraba en mis tallas anteriores al embarazo, y después, cuando comencé en serio a hacer ejercicio, a mis efectos era para aliviar el stress. Más nada.Una amiga que hace tiempo que no veo me dijo por FB: “niña! estás estupenda!!, a lo que tuve que responderle de inmediato que era una foto viejaEl tiempo fue pasando, y empecé a sentir que me vendría mejor una talla más, porque siempre me gustó la ropa holgada, no se vayan a creer…Hasta aquí sin novedad, pero con el “qu...
Cómo parecer un intelectual (sin serlo) – Victorino Muñoz
Rafael Victorino Muñoz, 11 a

Cómo parecer un intelectual (sin serlo) – Victorino Muñoz

Si no entiende lo que le dicen… colóquese la mano en la barbilla y diga, mientras asiente: “eso es muy interesante, muy interesante” Use el adjetivo dantesco cuando algo sea horroroso o kafkiano cuando algo sea difícil de comprender. Si no entiende lo que le dicen, o están hablando de un asunto del que usted no sabe nada, colóquese la mano en la barbilla y diga, mientras asiente: “eso es muy interesante, muy interesante”, tantas veces como sea necesario. Cuando alguien mencione películas como El último sello, El acorazado Potemkin, o libros como Ulises, diga “extraordinario”, mientras cierra los ojos, negando ligeramente con la cabeza. Aunque usted nunca las haya visto o leído; o lo haya intentado, pero no lo soportó hasta el final. Pero si se refieren a poetas como Rilke o a n...
Clavo pasado – José Pulido
José Pulido, 11 a

Clavo pasado – José Pulido

Las películas de terror son siempre iguales: una familia se muda a una casa donde las tuberías tiemblan y sueltan largos gemidos y las llaves de paso se quejan. Alguien abre un grifo y brota un chorro de aguas negras.Martina se ríe de sus pensamientos, pero sigue pensando en esas cosas, porque el lavamanos de su baño ha estado silbando toda la mañana. No se atreve a llamar a un plomero porque la última vez que lo hizo le costó un mes de sueldo. En esa ocasión le dijo a su amiga Doralba que la acompañara porque siempre es incómodo para una mujer sola recibir a un hombre en casa. El plomero era un hombre cincuentón y de todas maneras les echaba a ambas unas miradas como de recluso a la hora del baño.Todo se ha ido deteriorando desde que Rodrigo no está. Y eso que ella no es perezosa y trata ...
Normales – Lucy Gómez
Lucy Gómez, 11 a

Normales – Lucy Gómez

Hoy, el deseo de quedar bien y pertenecer se multiplica por la cantidad de ojos virtuales que existen... Parece que la aspiración común es ser normal. Existen a quienes les importa mucho la aceptación, hacen lo que sea por encajar,  y a quienes les importa entre poco, muy poco y nada. La mayoría de la población se encuentra en el primer grupo. Desde hace mucho tiempo, salirse de la norma hacía problemático dedicarse a la mayoría de las profesiones y oficios masivos, aunque nada impedía que más allá de las horas de trabajo o estudio, cada uno hiciese lo que  le diera la gana. Hoy, el deseo de quedar bien y pertenecer se multiplica por la cantidad de ojos virtuales que existe  y los juicios  que se producen  o creemos que se hacen  de nosotros.  De allí que el deseo de aceptación te...
Traição surda, II – Alfredo Behrens
Alfredo Behrens, 11 a

Traição surda, II – Alfredo Behrens

Eles deixaram de ser um. Agora estavam encapsulados numa mentira; juntos, mas cada um por siNo dia seguinte os dois acordaram sob o peso de uma lápide. Juan, por ter estrangulado o Mário, seu melhor amigo - por traí-lo com sua esposa; e ela por não poder admitir que o havia encontrado morto."Tô indo para o escritório", disse ele antes de sair."Até, mais" Ela respondeu sem nem mesmo abrir os olhos.Eles deixaram de ser um. Agora estavam encapsulados numa mentira; juntos, mas cada um por si. Pensando e pensando, ela concluiu que não poderia contar nem para a melhor amiga, pois isso a tornaria cúmplice. Teria que viver sozinha sua culpa, mas até quando? Precisava urgentemente de um café duplo e triplo para limpar sua mente e pensar sobre os próximos passos. Não só no seu, mas nos próximos pass...
El falso porcino – Milagros Socorro
11 a, Milagros Socorro

El falso porcino – Milagros Socorro

El cordón azul indica que el hijo está en casa. Se trata de un llavero que consiste únicamente en una cinta azul, de esas de consistencia firme generalmente relacionadas con los deportes, como podría ser el collar de donde pende el pito de un árbitro. Bueno, el caso es que por un pacto que hemos establecido, cuando el hijo llega a casa pone sus llaves en la bandejita que tenemos en la entrada para ese fin, y deja que el llavero cuelgue, de manera que  yo pueda verlo desde la puerta de mi cuarto. Así, solo tengo que asomarme y, al ver el trazo azul en el aire, sé que está en su cuarto. Y vuelvo a mi cama a dormir. Al concluir el curso de verano en la universidad, el muchachito emprendió una serie de parrandas. Varias noches trastabillé por mi cuarto, muerta del sueño, para llegar a l...
Haicai – o silêncio que diz – Fabiana Louro
Fabiana Louro, 11 a

Haicai – o silêncio que diz – Fabiana Louro

O haicai (haikai/haiku) é uma antiga forma de poesia japonesa. É um poema curto de três versos, sendo o primeiro com cinco sílabas poéticas, o segundo com sete e o terceiro novamente com cinco sílabas poéticas. Vou me limitar a essa superficial explicação, pois não estou aqui para falar sobre a forma do haicai, com uma breve pesquisa na internet o leitor achará diversos materiais. O que quero abordar é o sentido profundo, contemplativo e sensível que o haicai carrega.No ocidente temos um forte apelo a imagens e discursos verborrágicos. Somos bombardeados todos os dias pela indústria da propaganda/entretenimento/consumo com imagens apelativas, explicativas, redundantes e repetitivas, a fim de nos convencer a ficar ali, anestesiados.Ano passado, meu corpo/espírito se sentiu motivado a escrev...
La musa eterna – Mayte Navarro
Mayte Navarro, 11 a

La musa eterna – Mayte Navarro

Dolce&Gabbana reiteraron no sólo su capacidad para manejar su habitual barroquismo en la moda, sino que ratificaron que Venecia es la musa por excelencia.La imponente arquitectura, su historia, sus museos, las personalidades que la han seleccionado para convertirla en su hábitat nos afirman que en ella no hay deterioro sino belleza eterna.Infinidad de libros se han escrito sobre la Serenissima. Recientemente, la editorial Louis Vuitton publicó una obra que recoge las imágenes que de la ciudad hizo el fotógrafo británico Cecil Beaton, donde la muestra desde la intimidad y con ese toque romántico inconfundible.Pero la capital del Veneto es el escenario ideal para las divas, por sus calles han desfilado desde María Callas hasta Sofía Loren, ...por sus calles han desfilado desde María...
Héctor Cabrera, hombre que hechizó el Luna Park de Buenos Aires – Alejandro Moreno
José Alejandro Moreno Guevara, 11 a

Héctor Cabrera, hombre que hechizó el Luna Park de Buenos Aires – Alejandro Moreno

 La noche del lunes 28 de septiembre de 1970, un grupo de unas diez monjitas está en Caracas frente a un viejo televisor. Rezan con una devoción y un fervor de tal fuerza y entrega que no hay forma ni manera de que lo que están pidiendo no les sea concedido.  Mientras tanto a unos cuantos miles de kilómetros de allí un muchacho del barrio el Guarataro está en su camerino del Luna Park, esperando nervioso su turno para salir a escena a cantar en el cuarto festival de la canción de Buenos Aires, que se lleva a cabo ahí en la capital argentina.El cantante Héctor Cabrera ha tenido dos meses de preparación para aquel día. Está preocupado, desde niño ha sido asmático y teme que el clima bonaerense le juegue una mala pasada. Le ha prometido a su esposa que este será el último festival. Cada vez q...
Sobre los nombres – José Pulido
José Pulido, 11 a

Sobre los nombres – José Pulido

En el antiguo Egipto, el dios Ra cargaba el sol en su carro. Era como el chofer del sol. Salía temprano desde oriente y se metía por occidente, cada vez más cansado. Ra usaba muchos nombres, pero nadie sabía su nombre secreto. Porque esa era la clave de su poder.Ra, quien había creado todo lo que se movía entre el cielo y la tierra, dejó caer un poco de saliva cuando estaba en uno de sus ocasos. Con esa saliva, la maga Isis, esposa de Osiris, inventó la serpiente llamada cobra. Apenas la bicha caminó, la dejó en el camino por donde el dios Ra pasaba y la cobra lo mordió. Como era una serpiente que él no había hecho, el veneno lo enfermó. El dios conoció la agonía. La maga Isis le dijo que le sacaría el veneno si Ra le revelaba su nombre secreto. Así fue como ella se convirtió en diosa. La ...
Sin penitencia – Lucy Gómez
Lucy Gómez, 11 a

Sin penitencia – Lucy Gómez

El tiempo pasaba sin cambios. Sólo tenía trabajo duro y el cuidado de sus hijos en casa de los suegros, atrapada en una relación de cinco años. Después de un año y algo de pasión, tres embarazos casi consecutivos y varias traiciones, aquella unión se había convertido en una mezcla de fastidio institucionalizado y mucha tristeza. Se enamoró de un tipo buenmozo, simpático, dicharachero y juerguista. Muchas le tenían envidia, pero ese era su rostro público.  A distancias cortas era un hombre inseguro que no admitía críticas, hacía chistes hirientes sobre el aspecto de su mujer, esquivaba responsabilidades y disminuía el valor de todo lo que ella hacía. Paraba en casa apenas, entre desapariciones de una, dos o tres semanas.  Se enteraba por rumores familiares de que tenía un nuevo traba...